Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La médica de Manacor que cuestiona las vacunas se enfrenta a varios años de inhabilitación

Un tribunal constituido por el Colegio de Médicos de Balears citará a la doctora para que se defienda - En mayo participó en una protesta negacionista en Palma en la que expresó su apoyo a otros médicos expedientados

Protesta negacionista el pasado mayo en Palma. Guillem Bosch

El Colegio de Médicos de les Illes Balears (Comib) citará a la médica negacionista de Manacor para que responda de los artículos del código deontológico que ha vulnerado al rechazar públicamente la vacuna contra la covid durante una protesta celebrada el pasado en mayo en Palma. La doctora Marcela Rodríguez se enfrenta a una sanción que incluye varios años de inhabilitación y una multa económica. 

La junta permanente del Comib ha estudiado esta tarde el informe remitido por su comité deontológico en el que se enumeran una serie de incumplimientos del código por parte de esta profesional, que durante aquel acto puso en duda la eficacia de las vacunas contra la covid en presencia de medio centenar de negacionistas. 

El Comib constituirá en los próximos días un tribunal formado por un presidente, un secretario y una abogada que citará a Rodríguez para comunicarle formalmente cuáles son las imputaciones contra ella y darle la oportunidad de explicar su conducta. La médica, originaria de Bolivia, ejercía en una residencia de ancianos de Manacor de la que fue despedida en junio. También pasa consulta en una clínica privada de la localidad del Llevant.

"Investiguen y ábranse a nuevas enseñanzas que dicen que las vacunas no van a dar la inmunidad que toca", proclamó en aquella protesta.

Rodríguez es la tercera médica de Balears a la que el Comib abre un expediente por rechazar el uso de las vacunas contra la covid. El pasado mayo el colegio suspendió de empleo y sueldo durante seis años a Ángel Ruiz-Valdepeñas, médico negacionista que ejercía en Formentera y al que también se impuso una multa de 16.600 euros. 

También está siendo objeto de un expediente disciplinario la doctora Nadya Popel, doctora del servicio de Urgencias del Hospital Mateu Orfila de Menorca a la que el IB-Salut suspendió seis meses de empleo y sueldo el pasado mayo, también por cuestionar las vacunas. En paralelo, el Comib también está investigando su conducta y se enfrenta a una larga inhabilitación. 

Precisamente los tres galenos estuvieron presentes en aquella protesta negacionista detrás de una pancarta de 'Médicos por la verdad'. Rodríguez dedicó palabras de aliento a sus dos compañeros, que en ese momento ya estaban siendo objeto de sendas investigaciones.

Así ha sido la protesta en defensa de dos médicos negacionistas expedientados en Baleares G. Bosch

Compartir el artículo

stats