Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Trasladan a Barcelona a once de los migrantes rescatados en Cabrera

Embarcaron en un buque de pasajeros que les trasladó a la península, donde quedarán en libertad - En Jefatura les proporcionaron ropa nueva - No quisieron desvelar hacia dónde se dirigirían una vez que llegaran a su destino

Trasladan a Barcelona los migrantes rescatados en Cabrera M. Mielniezuk

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Trasladan a Barcelona los migrantes rescatados en Cabrera J.F. Mestre

Once de los migrantes que el pasado lunes fueron rescatados en aguas de Cabrera, que viajaron en la misma embarcación en la que iban los tres compañeros que desaparecieron en el mar, volvieron este jueves a embarcar, aunque esta vez en un barco seguro. Viajaron todos juntos en un buque de transporte, que les trasladó hasta el puerto de Barcelona. Desde allí continuarán su aventura, que comenzó en el momento que decidieron subirse a la patera y asumir el peligro que supone aguantar una travesía tan larga a bordo de una pequeña embarcación a motor.

Los once jóvenes, de edades parecidas, salieron a media mañana del edificio de la Jefatura de Policía, donde habían pasado los dos últimos días. Dos de ellos, que tuvieron que ser rescatados del mar cuando estuvieron a punto de ahogarse, tuvieron que ser ingresados en el hospital. Este jueves fueron dados de alta. Se diferenciaban de sus compañeros por las ropas, ya que eran los únicos que vestían prendas con distintivos de Salvamento Marítimo. Al resto, en cambio, se les proporcionó ropas deportivas y calzado. Al salir de Jefatura, los migrantes subieron a dos vehículos de la Cruz Roja, que los llevó directamente hacia el muelle de Palma. Allí les entregaron el billete de embarque. 

Pocos de ellos quisieron hablar y los que lo hicieron apenas respondían con monosílabos. La frase más larga que se escuchó la dijo uno de ellos, que explicó que su deseo era llegar hasta Francia. Ante la pregunta de si conocían a los tres compañeros que viajaron con ellos en la patera y desaparecieron, solo uno de ellos dijo que no los conocían. El rostro de todos ellos era de un profundo cansancio, que reflejaba larga travesía que habían vivido en unas condiciones muy complicadas.

Uno de los jóvenes migrantes reconoció que su intención es dirigirse de inmediato hacia Francia

decoration

Aunque administrativamente su situación en España es irregular, cuando lleguen a Barcelona no serán detenidos. Quedarán en libertad y podrán dirigirse hacia donde quieran, incluso a otro país, siempre y cuando les dejen entrar. En la Ciudad Condal también les esperaba personal de la Cruz Roja, que se encargará de atenderles y de proporcionarles un lugar donde pasar la noche. Tres de los jóvenes dijeron que estaban muy satisfechos de trasladarse a Barcelona y uno confesó que no se quedará mucho tiempo en esta ciudad, pero no quiso desvelar hacia dónde se dirigirá.

Mientras esperaban el momento de embarcar los jóvenes pudieron conectar por primera vez sus teléfonos móviles, aprovechando la conexión de la estación marítima. Varios enviaron mensajes a sus familias para comunicarles que se encontraban bien tras superar la caótica travesía. 

7

Trasladan a Barcelona a los migrantes rescatados en Cabrera Manu Mielniezuk

Los jóvenes argelinos se dividieron en dos grupos. Mientras aguardaban que abrieran la puerta para poder embarcar en el buque, la mayoría mantuvo el rostro tapado con la capucha del jersey que les entregaron en Jefatura

Varios de ellos se quejaban también de un intenso dolor en las piernas, después de pasar tanto tiempo en una postura muy incómoda, mientras navegaban en la pequeña embarcación.

Los jóvenes vivieron una auténtica odisea en su intento de huir de su país, en busca de otro futuro con más posibilidades. Les sorprendió un tiempo muy complicado, con fuerte oleaje y un intenso viento, que dificultaba mucho la navegación. Por esta razón se cree que los tres desaparecidos, ya desesperados en tocar a tierra, se lanzaron al agua antes de que la patera llegara a la costa. No todos se lanzaron al mar y los que no lo hicieron tuvieron la fortuna de poder ser rescatados.

Se sabe que el mismo día que salieron estos jóvenes, otra patera con migrantes también zarpó de la misma zona costera de Argelia. De esta pequeña embarcación no se han tenido noticias, por lo que no se descarta que hubiera naufragado, debido a las complicadas condiciones meteorológicas. 

El viernes seguirá la búsqueda por aire y mar de las personas desaparecidas, con la esperanza de ser encontradas

Compartir el artículo

stats