Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Iglesia y los sindicatos reivindican en Palma el empleo de calidad

Càritas organiza un acto para denunciar la temporalidad y el estancamiento de los salarios | CCOO y UGT se concentran ante la sede de CAEB para reivindicar los derechos laborales

Los miembros de Càritas Mallorca se concentraron en la iglesia parroquial de Santa Eulàlia para leer su manifiesto.

La Jornada Mundial por el Trabajo Decente reunió ayer a entidades como Càritas Mallorca, Comisiones Obreras (CCOO) o la Unión General de Trabajadores de España (UGT), que reivindicaron en distintos actos en Palma el empleo de calidad.

Por un lado, trabajadores y voluntarios de Càritas Mallorca se concentraron en la escalinata de la iglesia parroquial de la plaza Santa Eulàlia para leer un manifiesto. La actividad fue impulsada por la iniciativa ‘Església Pel Treball Decent’.

Así, desde Càritas denunciaron “déficits que se arrastran desde hace años” en el empleo, como “la temporalidad, la economía sumergida y el estancamiento de los salarios”. Según la organización, estos factores han provocado “el aumento de los trabajadores pobres, que, a pesar de tener un empleo, no llegan a fin de mes”.

En este sentido, el manifiesto reclamó asegurar “el cumplimiento de la normativa sobre las condiciones de trabajo, el empleo de calidad y la disminución de la contratación temporal y parcial”, así como “la subida del ingreso mínimo vital” y otras reivindicaciones.

En el acto estuvo presente el obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull y la directora de Cáritas Diocesana de Mallorca, Esther Romero.

Por otro lado, los sindicatos CCOO y UGT se concentraron ante la sede de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Balears (CAEB) para exponer sus reivindicaciones en el día señalado.

Afiliados y sindicalistas acudieron a la protesta de CCOO y UGT frente a la sede de CAEB. Irene R. Aguado

Allí, el Secretario General de UGT, Lorenzo Navarro, pidió “protección social para las familias” y recordó que “no es suficiente con crear empleo”, sino que tiene que ser “de calidad y bien remunerado”. Además, exigió garantizar que “las voces de los pobres y los marginados sean escuchadas”.

Por su parte, el Secretario General de CCOO, José Luis García, reclamó que “la crisis no la paguen los de siempre, los trabajadores” y avisó a los empresarios y patronales de que no darán “ni un paso atrás” en la defensa de los derechos laborales.

García explicó que los convenios de hostelería y comercio son prioritarios, aunque en todo caso lucharán para que “los trabajadores más precarios tengan mejores condiciones”.

Compartir el artículo

stats