Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las personas con discapacidad de Balears lanzan una campaña para reivindicar la movilidad segura

El colectivo, representado por Aspaym y la DGT, pide apostar por la igualdad de oportunidades en los espacios urbanos

9

Personas con movilidad reducida lanzan una campaña para reivindicar la accesibilidad en Palma

Un escalón, un bache o una acera mal asfaltada pueden convertirse en un verdadero problema para las personas con movilidad reducida. Una de las peticiones de este colectivo es que circular por la ciudad en silla de ruedas no les suponga un calvario. Y es que, pese a que moverse cómodamente de un lugar a otro parece fácil, todavía no lo es para todos.

Por eso, la Asociación de personas con lesión medular y otras discapacidades físicas (Aspaym) ha iniciado una campaña en Balears, impulsada con la colaboración de la Dirección General de Tráfico (DGT), llamada 'Por aquí no puedo, por aquí no paso'. El objetivo, además de visibilizar las dificultades que tienen los usuarios en silla de ruedas, es fomentar el uso responsable de las vías para proteger a los más vulnerables.

La campaña, que se desarrolla simultáneamente en varias comunidades autónomas coincidiendo con la Semana Europea de la Movilidad, pide a los ayuntamientos y a las administraciones que apuesten por espacios que garanticen la plena integración de la ciudadanía, y en especial de las personas con discapacidad y de los mayores, pues esta es la forma de asegurar la igualdad de oportunidades entre todos.

Así lo ha explicado el presidente de Aspaym en Balears, Alessandro Marinelli, este lunes en una rueda de prensa en la sede de la asociación en Palma. Entre otras peticiones, el portavoz ha propuesto impulsar una normativa clara para mejorar la señalización de la ciudad y asegurar la coexistencia de peatones y vehículos, así como para regular el uso de los patinetes.

También ha exigido "apoyo económico para el transporte público sostenible y accesible". A los ciudadanos, les ha pedido que "respeten las plazas reservadas para personas con movilidad reducida" y los límites de velocidad.

Representantes de varias entidades colaboradoras en la campaña, como el Ayuntamiento de Palma y la Fundación Mallorca Turismo, han salido a la calle, frente a la sede de la asociación, para realizar un paseo en silla de ruedas y experimentar por unos minutos lo que viven las personas con movilidad reducida en su día a día.

"Es dificilísimo, no me lo imaginaba", ha manifestado la coordinadora de seguridad vial de la DGT. El director general de accesibilidad de Cort, Antoni Martín, ha admitido tras el paseo que "todavía quedan retos" por cumplir, y por su parte, el director de la Fundación Mallorca Turismo, Miquel Pastor, todavía sentado en la silla, ha asegurado que "las condiciones de accesibilidad" deberían revisarse desde un primer momento en las obras.

En este sentido, el presidente de Aspaym ha recordado que se trata de una "necesidad actual" que requiere de una "respuesta por parte de la sociedad" para adoptar "comportamientos cívicos, seguros y responsables con los demás".

Compartir el artículo

stats