Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mitad de la planta hotelera activa de Mallorca cierra a mediados de mes

Los establecimientos adelantan dos semanas su despedida respecto a una temporada normal - La ocupación de septiembre, con una media del 70%, mejora ligeramente frente al resto del verano

La temporada 2021 empieza a despedirse en la isla con el cierre escalonado de hoteles. | B.RAMON

Los primeros cierres de hoteles se han producido ya en septiembre y estos próximos días siguen en masa: la mitad de la planta que sigue activa se despide hasta la próxima temporada la segunda semana de octubre, adelantándose quince días respecto a una temporada normal.

La Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM) hizo ayer balance sobre la actividad de este final de verano recordando que casi un 13 % de sus asociados no llegaron a abrir sus hoteles esta temporada. Además, una parte ya echó el cierre en septiembre, un 6,5 % de los establecimientos. Otros pocos, un 5%, lo harán la primera quincena de octubre y la mayoría, un 46,5%, cerrará durante la segunda. En definitiva, el 71 % de la planta hotelera estará clausurada antes de noviembre (incluyendo a los que no han estado operativos este año). A los hoteleros no les salen los números para alargar la temporada, por mucho que desde las administraciones se haya insistido en que ese era el objetivo tras arrastrar otro verano a medio gas por los efectos de la pandemia y las restricciones a la movilidad en los mercados emisores.

De todas formas en septiembre ha mejorado ligeramente la ocupación: se ha alcanzado de media un 70 % —superándose en destinos como Sóller, Colònia de Sant Jordi, Alcúdia, Can Picafort y Cala Moreia— , cuando en julio fue del 62 % y en agosto del 67 %. La mejoría de la situación sanitaria y la estabilidad en las políticas restrictivas de los países emisores, junto con el avance de los planes de vacunación en Europa, han relativizado la incertidumbre reinante en el sector turístico. En este sentido, la gerente de la patronal hotelera, María José Aguiló, aprovecha para agradecer «la confianza que han transmitido los turistas» que nos han visitado este verano porque «han actuado de prescriptores» transmitiendo confianza en sus países sobre las medidas de seguridad adoptadas en el sector hotelero.

La mejoría en la ocupación hotelera de septiembre se debe a la respuesta favorable del mercado germano y últimamente también del británico. Para este mes se prevé un repunte de las reservas provenientes del Reino Unido, que se ha percibido en las dos últimas semanas, acota Aguiló. A partir del lunes día 4 el Gobierno Johnson, que ya no distinguirá destinos ámbar o verdes para viajar, exime de prueba diagnóstica antes de embarcar a los vacunados con la pauta completa, medidas que la FEHM lamentó que no se implementaran durante la temporada alta.

Por lo demás, el comportamiento de las reservas sigue la tónica de la temporada, son a «muy corto plazo», señala la gerente de la patronal.

Sin turismo nórdico

Por mercados, destaca la fidelidad hacia la isla del turismo alemán. Y el español, también está cogiendo fuerza, como ya se estaba observando en las últimas temporadas, a lo que se suma la pujanza del francés, «el mercado revelación» que incluso ha superado las cifras crecientes que ya venían produciéndose.

El lamento llega del comportamiento del turismo escandinavo. «Ha estado prácticamente desaparecido», con excepción del mercado danés y es de máximo interés por su mayor gasto turístico. «Hay que trabajar para recuperarlo», advierte la FEHM.

A diferencia del territorio peninsular, donde el turismo nacional ha sido el predominante, en Balears y la isla ha sido el mercado internacional el que ha impulsado la actividad turística.

Compartir el artículo

stats