Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La AECC ahonda en la investigación de los cánceres más letales

La oncóloga jefa revela que durante la pandemia hubo diagnósticos tardíos por miedo a la covid

Miquel Enseñat, Ana Belén Velasco, Josep Pomar, Sefa Terrasa, José Reyes, Carmen Sanclemente, Nacho García y Diego Marzese.  | AECC BALEARS

Miquel Enseñat, Ana Belén Velasco, Josep Pomar, Sefa Terrasa, José Reyes, Carmen Sanclemente, Nacho García y Diego Marzese. | AECC BALEARS

Con motivo de la celebración del día mundial de la Investigación en Cáncer, la AECC Balears presentó ayer en el hospital de Son Espases una exposición fotográfica que recoge los avances científicos de los últimos cincuenta años en esta materia.

El doctor José Reyes, presidente de la AECC en esta comunidad, explicó que su asociación ha decidido becar en esta ocasión la investigación sobre los cánceres más letales, entre los que citó a los glioblastomas (cánceres cerebrales) y los tumores de páncreas, así como aquellos en los que el conocimiento sobre ellos ha quedado estancado o sin un claro avance en los últimos años, añadió citando como ejemplo a los cánceres de próstata e hígado.

Junto a Reyes participaron en el acto la gerente de la AECC en las islas, Ana Belén Velasco, así como el becado investigador Miquel Enseñat que en las instalaciones del Instituto de Investigación Sanitaria de Balears (IdISBa) ahondará en el conocimiento actual de los citados glioblastomas y de los cánceres de mama triple negativos hasta el año 2023 dirigido en su investigación por Diego Marzese.

A la exposición, montada en un vestíbulo de Son Espases, acudió también la oncóloga jefa del hospital de referencia, Sefa Terrasa, que lamentó el retraso que ha provocado la pandemia en su actividad y reveló que durante la fase inicial de la misma el miedo a contagiarse por acudir al hospital provocó que al menos dos pacientes con cáncer de pulmón fueran diagnosticados al practicárseles un tac torácico por sospechas de covid-19.

También asistieron a la inauguración de la muestra el director gerente del hospital, Josep Pomar; su directora médica, Carmen Sanclemente; y el director general de Prestaciones y Farmacia, Nacho García.

Preguntado Pomar sobre cuál ha sido el servicio más afectado por esta crisis sanitaria, no dudó en señalar a las unidades de críticos cuya alta ocupación ha obligado a un gran despliegue de recursos humanos (5,5 enfermeras por cada dos camas de UCI, reveló) y a solo poder usar siete de los 25 quirófanos del hospital por la falta de camas donde instalar a los pacientes recién operados.

El cribado de colon evitará entre 50 y 70 muertes

El presidente de la AECC en Balears, digestólogo que compatibiliza su cargo con el de coordinador del cribado de cáncer de colon, señaló que a los siete años de la completa implantación de este programa de detección precoz la mortalidad por estos tumores bajará entre un 15% y un 20% o, lo que es lo mismo, se evitarían entre 50 y 70 fallecimientos anuales.

Unas 800 personas son diagnosticadas cada año de cáncer de colon en Balears, comunidad donde estos tumores ocupan la primera posición en incidencia y la segunda en mortalidad tras el de pulmón. Está detrás de entre 300 y 350 defunciones cada año, reveló Reyes.

En estos momentos, el programa de detección precoz llega a apenas el 30% de la población insular aunque el compromiso es que se actúe sobre el cien por cien de sus habitantes en enero de 2024. «El trámite ya iniciado para la compra de material para hacer los cribados en los seis hospitales públicos por valor de un millón de euros es toda una declaración de intenciones de la voluntad de implantarlo», subrayó el presidente.

Compartir el artículo

stats