Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bares y restaurantes de Mallorca podrán ampliar su aforo interior hasta el 75%

El Ejecutivo autonómico va a solicitar a los ayuntamientos que mantengan las ampliaciones de las terrazas mientras continúen las restricciones

La restauración va a ver cómo las restricciones que pesan sobre ella se reducen. | G. BOSCH

Los bares y restaurantes de Mallorca van a ver cómo el próximo lunes se reducen de nuevo las restricciones que pesan sobre este sector, dado que el Govern tiene la intención de elevar el aforo en el interior de estos locales, pasando de un 50% de su capacidad a un 75%. Se plantea también poner fin a los límites que se habían marcado en la cifra de comensales por mesa, según apuntan fuentes del Ejecutivo autonómico.

Además, la intención del Gabinete de Francina Armengol es pedir a los ayuntamientos que mantengan las ampliaciones de las terrazas de estos negocios que se han autorizado durante la pandemia, al menos mientras sigan registrando restricciones.

Fuentes de los agentes sociales ponen en valor que en la Mesa del Diálogo Social y en el Consell de Govern que se van a celebrar el próximo lunes esté previsto permitir un aumento de la actividad en los establecimientos de restauración aprovechando la clara mejoría que se viene dando en los datos sanitarios de las islas.

Reivindicación unánime

Hay que recordar que las dos patronales isleñas, CAEB y PIMEM, y los sindicatos UGT y CCOO llevan días reclamando que el sector recupere la normalidad por lo que a aforos se refiere, aunque se mantenga la distancia entre mesas y la obligatoriedad de hacer uso de la mascarilla en interiores cuando no se consumen alimentos o bebidas.

Aunque se había solicitado poder volver al 100% del aforo a partir de octubre, se reconoce que es una buena noticia que se permita un mayor número de personas en el interior de los establecimientos aunque no se alcance ese porcentaje, e incluso se apunta que eso puede facilitar que haya locales que puedan mantener a una parte de su plantilla dentro de los ERTE, alegando que su actividad sigue limitada.

Por otro lado, el sector ha sido muy crítico con decisiones como las del ayuntamiento de Palma, de retirar las terrazas que se habían asignado al sector en zonas de estacionamiento a partir de octubre. En relación a este punto, el papel que el Govern tiene la intención de jugar es el de recomendar a los consistorios que mantengan las ampliaciones que se habían autorizado mientras no se pueda recuperar el 100% de los aforos.

Compartir el artículo

stats