Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Globalia planea un ERTE para el 60 por ciento de su plantilla

Los sindicatos descartan negociar por ahora con el grupo, con 3.800 trabajadores en Balears

Sede central del grupo turístico de la familia Hidalgo en Llucmajor. | DM

Sin que haya llegado aún el cerrojazo a la atípica temporada 2022, el sector va dando pasos para blindarse ante la merma de su actividad. Ya van esta semana dos grandes grupos que avanzan sus planes de contención. El primero fue Iberia, que informó a los sindicatos de su intención de negociar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE). Y ayer trascendió que Globalia también quiere iniciar otro ERTE por causas económicas, técnicas y organizativas. Afectaría a 9.000 trabajadores, el 60 % de su plantilla. En el archipiélago cuenta con unos 3.800 empleados.

La corporación de la familia Hidalgo plantea esta negociación por si finalmente no se prorrogan los actuales ERTE por fuerza mayor en el sector o bien no le convienen sus nuevas condiciones, que todavía no han sido pactadas con el Gobierno central. El Ejecutivo plantea su extensión hasta el 31 de enero de 2022 con modificaciones, que incluyen formación para los trabajadores.

Anticipándose a si la letra pequeña de los nuevos ERTE no convence al sector —Iberia, cuyo ERTE afectará a 5.000 trabajadores (en Mallorca emplea a unos 500 entre fijos y fijos discontinuos)— y Globalia han comunicado ya sus intenciones.

Al respecto, la representante del sector aéreo de CCOO en Balears, Susana Carballido, declara que el anuncio de Globalia es un «efecto cascada» del aviso de Iberia. Por lo que otras grandes corporaciones del sector turístico, entre ellas Ávoris, también están esperando a ver cómo evolucionan el acuerdo que se está cerrando en Madrid.

«Nuestra intención es no negociar nada» hasta que se conozcan cómo quedan los ERTE de fuerza mayor después del 30 de septiembre, aclara la representante sindical.

La medida de Globalia incluye a las plantillas de Air Europa, Be Live Hotels y Groundforce (servicios aeroportuarios). Quedan fuera de estas negociaciones los trabajadores de sus redes de agencias de Halcón, Ecuador y resto de marcas, que forman parte de Ávoris Corporación Empresarial, tras su fusión con la división de viajes de Grupo Barceló. Carballido señala que Globalia tiene segregadas a sus plantillas con convenios diferentes.

La medida del grupo de los Hidalgo incluye a las plantillas de Air Europa, Be Live Hotels y Groundforce

decoration

El grupo de la familia Hidalgo arrastra la incertidumbre de la ralentización de la recuperación de los viajes, con el especial daño que le ha provocado las restricciones en vigor en varios países y que lastran la actividad de los vuelos del largo radio.

El año pasado Globalia recortó gastos cerrando su sede en Llucmajor, concentrando a su personal en el edificio que alberga el Centro de Operaciones de Air Europa, tras replicar lo que hizo antes en su central de Pozuelo de Alarcón, en Madrid. Y a la plantilla de Air Europa le propuso medidas de flexibilización para ahorrar. El grupo turístico tiene unos 16.000 trabajadores. El 70% de la plantilla en tierra de Air Europa está en Mallorca.

LAS CLAVES

  • Un ERTE para 9.000 trabajadores

Globalia sigue los pasos de Iberia y avisa de que afronta la temporada baja con un expediente de regulación temporal de empleo. 

  • Las tres divisiones del grupo con recortes

Los trabajadores afectados serán los de Air Europa, su división hotelera, Be Live, y la de servicios aeroportuarios, Groundforce.

  • El crédito de la SEPI no ha sido suficiente

La ayuda de 475 millones de euros de la Sociedad Estatal de Participaciones concedida a Air Europa no le ha bastado al grupo. 

Compartir el artículo

stats