Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuatro físicos ganan un premio de divulgación científica en la UIB

El proyecto trata sobre el glicocálix endotelial, un órgano del cuerpo descubierto hace medio siglo

Imagen del acto de presentación del proyecto ganador en Ca Ses Llúcies, en la UIB.

Cuatro investigadores de la Universitat de les Illes Balears (UIB) han ganado el II Concurso de Divulgación Científica de la facultad. Los laureados son los doctores Joan Josep Cerdà Pino, Carles Bona Casas, Antonio Cerrato Casado y Joan Massó Bennàssar, miembros del grupo de investigación en Física Computacional Avanzada de la Universitat.

El jurado del concurso ha elegido el artículo académico ganador de entre 14 trabajos que optaban al premio. El proyecto, llamado ‘Deixa’m acariciar el més íntim del teu ser’, versa sobre el glicocálix endotelial, un órgano del cuerpo que, según los autores, “suele pasar desapercibido”.

Se trata de una capa de vello que cubre internamente todas las arterias y las venas del cuerpo, desde las más grandes hasta los microcapilares más pequeños. Al parecer, este órgano fue descubierto hace medio siglo y está relacionado con enfermedades como la ateroesclerosis, el cáncer o la diabetes. En el texto, los autores ponen de manifiesto la necesidad de hacer avanzar la investigación sobre este órgano para que deje de ser un desconocido y se aceleren los avances médicos.

Este lunes se ha celebrado el acto de presentación del artículo ganador en el Centro de Innovación Ca Ses Llúcies, en la UIB. En palabras de Carles Bona Casas, uno de los agraciados, haber ganado este premio “ayuda a dar visibilidad al trabajo que se realiza desde la Universitat y lo acerca a la sociedad”.  

De hecho, el físico confía en que el galardón podría ayudar a “despertar el interés empresarial y tejer nuevas alianzas” para continuar con el proyecto. También le entusiasma pensar que el ejemplo podría avivar la vocación de los más jóvenes para que “se sientan inspirados y persigan este tipo de carreras”.

Según explica Bona Casas, el proyecto empezó hace tres años y medio, cuando el equipo de investigadores recibió financiación del Ministerio de Ciencia e Innovación para embarcarse en el proyecto. Así, tras varios años de trabajo, los investigadores han logrado seducir al jurado para recibir la merecida distinción.

Compartir el artículo

stats