Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Fiscalía de Baleares propone bajar la edad penal de los menores delincuentes

Aboga por una reforma que permita sancionarlos a partir de los doce años de edad

Unos menores fueron denunciados por intentar quemar a un indigente que estaba dentro de un coche en Palma. | X.P

La fiscalía de Balears propone que se abra un debate para que se determine a partir de qué edad un menor que comete un delito, puede ser sancionado. En estos momentos es a partir de los catorce años cuando a un niño delincuente se le pueden aplicar los castigos que contempla la ley del menor. Sin embargo, se está detectando que en Balears muchos de estos niños entran en el mundo de la delincuencia en una edad muy precoz. Y ello genera que ninguno de ellos puede ser sancionado porque aún no ha cumplido los 14 años, lo que les provoca un cierto sentimiento de impunidad que les lleva a cometer nuevos delitos.

En la memoria de la actividad de la fiscalía del año pasado se analiza en profundidad la problemática que provoca la situación del menor delincuente y, entre otras cosas, el informe propone una reforma legislativa, que rebaje la edad penal, al menos a los reincidentes, a partir del momento que cumplan los doce años de edad. Esta propuesta que plantea el fiscal superior, Bartomeu Barceló, surge de una iniciativa planteada por el responsable en Balears de la fiscalía de Menores, José Díaz Cappa, que es el gran experto en la problemática social que representa la delincuencia precoz.

Según el informe que ha presentado Díaz Cappa, en Balears se cuantifican cada año unos 25 menores que entran en el mundo de la delincuencia. Cometen delitos muy diversos, si bien en los últimos tiempos se ha observado que el más frecuente en el que se ven implicado es el acoso escolar.

El fiscal de menores no propone esta reforma únicamente para castigar al menor cuando comete un delito, sino todo lo contrario. Considera que cuando más pronto se trabaje con el menor precoz que cae en el mundo de la delincuencia, las posibilidades de enderezar su comportamiento aumentan. De hecho, estadísticamente se está demostrando que muchas veces cuando el menor delincuente ya ha cumplido los 14 años, que es cuando ya se le puede aplicar la ley sancionadora, ya es tarde y es muy complicado cambiar sus hábitos.

La fiscalía de Menores de Balears, según refiere en su informe anual, señala que cada año unos 25 menores se implican en el mundo de la delincuencia. Los expertos coinciden en que esta comunidad delictiva es cíclica y se mantiene en el tiempo aproximadamente entre tres y cuatro años. Cuando antes se actúe sobre ellos, según el fiscal, la posibilidad de que esta intervención sea efectiva es más elevada. Pero para ello, los fiscales precisan de una herramienta para poder sancionar a estos delincuentes tan jóvenes, como podría ser por ejemplo su internamiento en un centro cerrado.

Si la propuesta de la fiscalía se aprobara se evitaría, por ejemplo, que quedaran sin castigo los menores que el pasado año intentaron quemar a una persona dentro de un coche. Al no tener la edad mínima penal ninguno de ellos pudo ser castigado, a pesar de la gravedad del delito cometido.

El fiscal de Menores también señala en su informe la polémica surgida a raíz del escándalo de las menores tuteladas por el IMAS que se han prostituido. No niega que se hayan producido casos de prostitución, si bien afirma que no existe una red, sino solo casos sin relación entre ellos. Sin embargo, se muestra muy crítico con la utilización que se ha realizado de este asunto.

La fiscalía denuncia la falta de medios que se padece para afrontar el volumen de casos que se tramitan, que muchas veces impide realizar un seguimiento de todos los menores. Asimismo, también denuncia la saturación de los centros de internamiento de los menores delincuentes y la lista de espera que se genera para que puedan entrar y cumplir la sanción impuesta por el juez.

Compartir el artículo

stats