Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

debate de política general - més y podemos, socios del pacto, habían lanzado la advertencia a la presidenta de que «presionara a Sánchez» para conseguir el REB

Armengol replica a la oposición con el pago de la insularidad en 2022

La presidenta anuncia un acuerdo con el Estado, pendiente de la comisión bilateral con el Ministerio que se reunirá la próxima semana - Los consellers Sánchez (PSOE), Mir (Més) y el vicepresidente Yllanes (Podemos) negociadores del Govern en Madrid

La presidenta Armengol tomando notas mientras escuchaba las intervenciones de los grupos parlamentarios. Guillem Bosch

La principal petición de los dos socios de Francina Armengol, Més y Podemos, y también de gran parte de la oposición era reivindicar ante Madrid que se incluya en los Presupuestos Generales del Estado de 2022 la compensación por la insularidad que marca el Régimen Especial de Baleares (REB). La presidenta del Govern replicó a todos ellos ayer, durante la segunda jornada del debate de Política General, anunciando por todo lo alto un acuerdo en este sentido con el Gobierno del Estado.

La presidenta esperó su turno de réplica, que lo hizo de forma global a todos los grupos y no individual, que el Gobierno de Pedro Sánchez «se ha comprometido a incluir el factor para compensar la insularidad en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del año que viene». Hay que recordar que la polémica se originó cuando Madrid no incluyó este dinero en los presupuestos estatales del año 2021 y ello provocó que la mayoría de grupos de la Cámara Autonómica, entre ellos sus socios de Més, impulsaran en febrero un recurso ante el Tribunal Constitucional.

Armengol indicó ayer que la partida y la forma de pago del factor de insularidad se deberá acordar en el marco de la comisión bilateral del REB, que está formada por la comunidad autónoma y el ministerio de Hacienda.

Según ha podido saber este periódico, el Govern Armengol contactó con las más altas instancias de Moncloa para conseguir que el Gobierno se avenga a este acuerdo. Entre otras cosas porque la citada comisión la debe convocar el ministerio de Hacienda que dirige la ministra María Jesús Montero, que siempre se ha mostrado reacia a las reivindicaciones de insularidad de Baleares.

Lo más probable es que la comisión sea convocada para la próxima semana y en ella ya se fije una cantidad anual a enviar a Baleares para compensar los efectos de la insularidad.

El portavoz del PP, Toni Costa, calificó el anuncio de «dos tiros al aire» y le reclamó más concreción a Armengol: «¿Cuándo será esta reunión con el Ministerio? ¿Qué dotación tendrá el factor de insularidad del REB?». Costa emplazó a la presidenta a que la cantidad mínima que se requiere son 90 millones de euros.

El anuncio de Armengol se produjo cuando todos los grupos parlamentarios ya habían intervenido y sus socios de Podemos y Més le habían vuelto a recordar que «presionara a Sánchez para acelerar el pago del REB». Més, incluso, reclamó a la presidenta estar presente en la negociación: «Somos la voz más libre y reivindicativa ante Madrid».

La comisión mixta de financiación, por parte de Baleares, la formarán la consellera de Hacienda, Rosario Sánchez (PSOE); el vicepresidente, Juan Pedro Yllanes (Podemos); el conseller de Medio Ambiente, Miquel Mir (Més) y los directores generales de Presupuestos y de Financiación. «Confiamos en que tenemos una representación fantástica de las islas que conseguirá este factor de insularidad pactado», apostilló Armengol.

La presidenta también se refirió al nuevo sistema de financiación autonómico, del que dijo que «es clave» contar con él y «debe tener en cuenta la situación de superpoblación de Baleares y el principio de ordinalidad». En este sentido salió al paso de las críticas de la oposición y de sus socios que la tachaban de ser poco reivindicativos con el Gobierno de Pedro Sánchez: «El Govern no ha dejado de ser reivindicativo ni un día con lo que es justo para Baleares».

Josep Melià (El Pi), dialogando con su compañera Sureda. Guillem Bosch

Temporada turística

Por otra parte, la presidenta del Govern volvió a repetir ayer muchos pasajes y anuncios de su discurso del martes. Respondió al PP defendiendo la gestión de la crisis de la covid por parte del Govern, señalando que si han tenido temporada turística no ha sido «gracias a que ha caído del cielo» sino a que aplicaron «restricciones muy duras». Esta respuesta era la réplica al popular Toni Costa, que le había espetado una hora antes: «Si ha habido temporada turística es a pesar del Govern».

«Los mercados miran lo que ofrece el territorio», argumentó Armengol, recordando medidas como los hoteles puente, el safety pack para turistas o la misma «excelente situación sanitaria». «Sin salud no hubiera habido economía», dijo otra vez la presidenta.

Armengol ayer volvió a explotar una de sus mejores facetas: el cara a cara parlamentario. Por ello, reprochó al PP que siga «defendiendo las mismas recetas que fracasaron en el pasado», en claras alusiones a los recortes de la época Bauzá. Concluyó preguntando si el PP balear estará dispuesto a pactar con Vox en 2023.

Miquel Ensenyat, portavoz de Més, durante el debate. GUILLEM BOSCH

Compartir el artículo

stats