Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Condenada una mujer que se negó a ponerse la mascarilla

Afirmó que no estaba en el sistema y mantuvo un enfrentamiento con la Policía

La mujer se enfrentó a la Policía Local de Ibiza.

La mujer se enfrentó a la Policía Local de Ibiza. DIARIO DE IBIZA

La Audiencia de Palma ha ratificado la condena de multa impuesta a una mujer, que se negó a ponerse la mascarilla sanitaria en plena pandemia, a pesar de los constantes requerimientos de la Policía. Es más, no solo se negó a obedecer a la autoridad, sino que además se enfrentó a los agentes, hiriendo levemente a uno de ellos. Esta mujer ha sido declarada culpable de un delito de resistencia a agentes de la autoridad y tendrá que pagar una multa de 400 euros.

Los hechos ocurrieron el pasado mes de enero en la capital de Ibiza. La mujer se encontraba en una de las calles más céntricas de la ciudad. Fue vista por una patrulla de la Policía Local, que le advirtió que era obligatorio el uso de la mascarilla de protección del virus.

Desde el primer momento la mujer se mostró dispuesta a enfrentarse a la Policía. Le dijo a uno de los agentes que el tema de llevar mascarilla «se la soplaba», y añadió además, que «me estás jodiendo, porque yo estoy fuera del sistema». Siguió con sus improperios y acusó a los agentes de ser unos corruptos, además de decirles que su responsabilidad era la de proteger a los ciudadanos y no la de molestarla a ella. Esta actitud no convenció al agente, que insistió a la mujer que debía colocarse la mascarilla, ya que de lo contrario la iba a sancionar. Ante esta advertencia la mujer le afirmó de forma rotunda que no iba a ponérsela.

La patrulla decidió identificarla, pero como no llevaba documentos se optó por trasladarla a Comisaría en el vehículo policial. El traslado no fue fácil. Los agentes tuvieron que pedir refuerzos, ante la oposición de la mujer. Se negó a entrar en el vehículo de la Policía Local y una vez dentro, como seguía negándose a ponerse la mascarilla sanitaria, fue necesario colocársela a la fuerza.

Durante el traslado se mostró muy violenta, hasta el extremo de que empezó a golpear a uno de los policías, al que llegó a alcanzar en una rodilla, sufriendo una leve lesión.

Compartir el artículo

stats