La presidenta del Govern, Francina Armengol, recibió ayer al alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, en el Consolat de Mar para exploran vías de colaboración entre ambas instituciones. Según fuentes municipales, en el encuentro ambos mandatarios pusieron de relieve la necesidad de diversificar la economía apostando por un modelo más competitivo, sostenible y equitativo. «Es en este contexto que se han emplazado a una próxima reunión de los respectivos equipos para construir una línea de acción conjunta en el ámbito de la economía vinculada al agua y a los ecosistemas marinos como palanca de reactivación y transformación», informaron estas mismas fuentes.