Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

‘Boom’ del turismo interislas: éxodo mallorquín récord en julio hacia Menorca e Ibiza

Desde el 2012 hay un cambio de tendencia y Menorca se consolida como el destino preferido

Imagen de este verano en Binibeca, uno de los enclaves más famosos de Menorca.

Se ha convertido en habitual para muchos mallorquines entrar en una red social y ver imágenes de algún familiar o conocido disfrutando de una cala en Menorca, paseando por Dalt Vila en Ibiza o tomando el sol en la playa de ses Illetes, en Formentera. Realmente, ha habido un boom de turismo interinsular en julio, con 47.024 visitantes de Mallorca que han viajado en barco hacia el resto de islas, según los datos del Institut Balear d’Estadística (Ibestat) publicados el pasado jueves.

Esta cifra es el récord histórico de cualquier mes de julio desde el 2006, que es el primer año del que se tienen datos, superando en un 21,5% al anterior mayor registro, en julio de 2018. De hecho, las cuatro mayores cifras de este ámbito se han dado en los últimos cuatro meses de julio.

«Hay varios factores muy influyentes. En primer lugar, los viajes que se hacen en la situación de pandemia, que son a destinos cercanos y de pocos días, entre tres y cinco en muchos casos», destaca Xisco Mulet, presidente de la Agrupación Empresarial de Agencias de Viajes de Baleares (AVIBA). «Da una mayor sensación de seguridad ir a una isla balear que, por ejemplo, a Grecia, por la incertidumbre de tener que guardar cuarentena cuando se va a otro país, el hecho de quedarse encerrado por un confinamiento o la posible necesidad de aplazar el viaje de vuelta », añade.

«Además, están los bonos turísticos del Govern. Es una subvención de 100 euros por persona en viajes interislas, y dinamiza mucho el turismo, ya que es un descuento importante sobre la factura del viaje», explica. Lo cierto es que la promoción de bonos turísticos es una estrategia que han adoptado varias comunidades como la Región de Murcia para fomentar el turismo local, y en Balears «ha sido un puntal, será un verano de récord», afirma Mulet.

Por último, subraya el presidente de AVIBA, la oferta de transporte marítimo entre Mallorca, Menorca y Ibiza ha aumentado drásticamente en los últimos años: «Baleària prácticamente tenía la exclusividad de Menorca hasta hace pocos años, un destino que tuvo un gran aumento de reservas, así que otras compañías se interesaron en estos trayectos». De hecho, está habiendo diez viajes diarios de ida y vuelta entre Mallorca y Menorca en estos días, una estadística muy superior a la de otros años.

Menorca, destino líder

Históricamente Ibiza superaba a Menorca en cuanto a la cantidad de mallorquines llegados en barco tanto en julio como en agosto. Sin embargo, en agosto del 2012 se produjo el primer sorpasso, con 14.700 mallorquines en Menorca y 13.500 en Ibiza. Esto se repitió en julio de 2013, y es una dinámica que se ha consolidado año tras año. En el pasado mes de julio, de hecho, hubo un 126% más de mallorquines que llegaron a los puertos menorquines en barco comparado con la cifra en el puerto ibicenco.

Además, las 32.600 personas que viajaron en julio por vía marítima desde Mallorca a Menorca supone el récord total de este mes para la isla vecina, siendo un 32,57% mayor que la segunda cifra más alta, registrada en 2018. Por su parte, el turismo mallorquín hacia Ibiza desde el 2015 se ha ido recuperando de la caída de años anteriores, y este año es el cuarto mayor número (14.424 personas) de la década en julio. El dato más alto de este periodo es, curiosamente, del verano pasado, en plena pandemia, llegando casi a los 16.000 mallorquines. De hecho, en julio de 2020, a pesar de la drástica reducción del turismo, los viajes marítimos interislas aumentaron un 1,92% comparado con 2019.

¿Un reflejo de lo que queremos?

¿Por qué los mallorquines prefieren últimamente a Menorca y no tanto a Ibiza? «Menorca tiene mucho éxito en las familias, es un lugar tranquilo y sin grandes aglomeraciones, y para el turismo familiar es muy atractivo. Ibiza tiene el gran atractivo de la fiesta, y Menorca de la tranquilidad», detalla Mulet. «Puede ser un reflejo del turismo que demandan los mallorquines para su isla, que sea más diseminado y menos masivo», finaliza.

Compartir el artículo

stats