Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Opinión

España paga los fastos del PP, como de costumbre | Por Matías Vallés

Prohens, elegida presidenta del PP de Baleares

El PP mallorquín está condenado por pagar actos de partido con fondos públicos. Por tanto, el desplazamiento masivo de veinte de los 89 diputados nacionales a la isla para coronar a Marga Prohens también se carga al contribuyente, ahora a través del Congreso. En el último fin de semana de julio, cuando hubieran viajado incluso a proclamar a Biel Company. El patriotismo bien entendido empieza por uno mismo, y a nadie debería escandalizarle que España pague los fastos de su partido más acentuado, como de costumbre.

Cada PP llega al poder desvinculándose de la corrupción de sus predecesores. A continuación, cada PP reincide en los comportamientos corruptos de sus antecesores, de la Caja B a la Caja C del Congreso. El enfurruñamiento de Génova, al negarse a confirmar que Pablo Casado viaja a actos partidistas con fondos del Congreso, reafirma la coherencia sin fisuras con la estirpe de Rodrigo Rato, Jaume Matas o el Rajoy de Bárcenas. Los portavoces del partido deberían refugiarse en que su presidente viajó a Palma a insultar al catalán, una tarea eminentemente patriótica y digna de subvención.

La Gürtel no era «una trama del PP, sino una trama contra el PP», así que el tropel festivo a la Mallorca de vacaciones «no es un viaje del PP, es un viaje contra el PP». Y ahora, a denunciar los vuelos de Pedro Sánchez con el Falcon, desde el Falcon Crest de Casado con fondos públicos. No les mueve la sed de justicia, solo la envidia.

Compartir el artículo

stats