Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sancionan a una empresa de Mallorca que explotaba a vigilantes nocturnos

El Govern impuso una multa de 7.000 euros por el trato a los empleados

Los vigilantes trabajaban en horario nocturno en hoteles turísticos de Mallorca. | DM

Los vigilantes trabajaban en horario nocturno en hoteles turísticos de Mallorca. | DM

Una jueza de Palma ha confirmado en todos sus extremos una sanción económica impuesta a una empresa, que durante años se ha dedicado a la explotación de sus trabajadores. Eran empleados que trabajaban de vigilantes nocturnos en hoteles de Mallorca, que en dos semanas apenas disfrutaban de un único día libre, que se veían obligados a trabajar prácticamente todos los días festivos y durante el año iban acumulando más horas extras de las que están autorizadas por ley.

Esta sanción económica se ha impuesto a la empresa Liconsur S.L. Se trata de una sociedad de servicios que tiene contratos de colaboración con cadenas hoteleras. Sus trabajadores se encargan de la vigilancia nocturna de los hoteles. Las cadenas subcontratan esta labor de vigilancia de noche a esta empresa de servicios, en vez de incorporar en nómina al empleado que realiza este trabajo de seguridad.

La multa económica, que alcanza los 7.000 euros, fue impuesta tras finalizar una inspección que llevaron a cabo los inspectores de la conselleria de Trabajo de Balears. El Govern inició una campaña para evitar la explotación de los trabajadores, realizando inspecciones en las empresas y comprobando si se aplicaban las normas laborales.

Los vigilantes trabajaban casi todos los días festivos, sin ninguna retribución económica

decoration

Esta inspección se realizó en el mes de abril del año 2019. Las comprobaciones se realizaron sobre doce trabajadores contratados por esta empresa de servicios. La empresa no facilitó toda la información que se le reclamó, pero aun así los inspectores pudieron confirmar la falta de descanso que sufrieron estos trabajadores, al no poder disfrutar del día y medio de libranza semanal que fija la normativa laboral. Estos empleados llegaban a trabajar prácticamente dos semanas seguidas, librando únicamente una jornada. Hubo un caso, incluso, de un trabajador que no llegó a disfrutar de ese día mínimo de descanso.

Además de ello, se comprobó si habían trabajado también en el turno nocturno de los días festivos. En los cuadrantes de los empleados se comprobó que, en efecto, trabajaron prácticamente todos estos días especiales y lo hicieron a cambio de nada, es decir, no recibieron una retribución, ni económica, ni a cambio de más días de libranza.

Otra irregularidad detectada fue el exceso de horas extras que estaban obligados a cumplir los empleados de esta empresa de servicios.

La normativa laboral solo permite que un trabajador realice un máximo de 80 horas extraordinarias al año. De lo contrario, la empresa que permite esta situación de explotación puede ser sancionada. Este es el caso de esta empresa que presta servicios a las cadenas hoteleras de Mallorca, cuyos vigilantes nocturnos superaban con creces este número máximo de horas extraordinarias. Se comprobó que había empleados que trabajaban más del doble de horas extras, aunque en este caso la empresa se las abonaba.

La jueza concluye que esta sanción está más que justificada por la explotación que están sufriendo estos empleados.

Compartir el artículo

stats