Los partidos del Pacto del Govern balear, PSIB-PSOE, Unidas Podemos y Més per Mallorca, reafirmaron ayer los compromisos del «proyecto progresista» que firmaron al inicio de legislatura y acordaron «darles un nuevo impulso en el marco de las islas postpandemia».

Los responsables de las tres formaciones políticas mantuvieron una reunión de seguimiento de los ‘Acords de Bellver’ en la que reafirmaron esos compromisos de cara al escenario posterior a la pandemia de covid-19.

En el encuentro celebrado en el ecuador de la legislatura, las tres formaciones que conforman el Ejecutivo autonómico repasaron el grado de cumplimiento de los acuerdos firmados en junio de 2019 y evaluaron la forma de redirigirlos en la gestión en este nuevo contexto social, económico y laboral, teniendo en cuenta que se adoptaron en un escenario previo al estallido de la pandemia.

Coincidieron en la necesidad de «aportar una nueva mirada» a los «acords» y los tres defendieron la gestión de la crisis sanitaria, que ha priorizado la salud, especialmente de los más vulnerables, y que hacer de Balears un destino seguro para poder reactivar la economía con la temporada turística. Los tres partidos también mostraron su apoyo a la gestión del Govern del proceso de vacunación, de forma que cerca de 62% de la población diana está completamente vacunada y casi tres cuartas partes de los ciudadanos baleares han recibido al menos una dosis.

Las tres formaciones remarcaron la evidente oportunidad que suponen los fondos europeos, de los que ya se han preasignado a Balears cerca de 800 millones, cifra que aún podría aumentar. Asimismo, hicieron hincapié en el importante papel de estos fondos y de los proyectos considerados estratégicos por el Govern en la recuperación y la resiliencia de la economía balear.

Las tres formaciones acordaron crear un grupo de trabajo político para armonizar los futuros proyectos estratégicos

Los tres partidos del Pacto acordaron además crear un grupo de trabajo político para armonizar los futuros proyectos estratégicos y aquellos desarrollados a partir de fondos europeos de los ‘Acords de Bellver’, con el objetivo de reforzarlos.

También destacaron la capacidad de los fondos de la UE para transformar y modernizar el archipiélago balear y «dar un giro al modelo de sociedad hacia un modelo basado en la economía del conocimiento, la innovación y la sostenibilidad», orientando esa financiación hacia proyectos que tengan como objetivo el cambio hacia un modelo económico más diverso y sostenible, la cohesión territorial y social y el aumento de la competitividad.

Los partidos del Pacto aplaudieron la decisión del Ejecutivo de constituir la Comisión Interinsular del Plan Autonómico de Inversiones, para consensuar con consells y municipios la orientación final de estos recursos para esa necesaria transformación del modelo económico de la comunidad, «para salir cuanto antes de la situación actual pero también para dotarla a largo plazo de una visión totalmente alineada con Europa».