Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mallorca es el primer destino de TUI para el turismo británico

Las ansias de viajar del segundo mercado para Balears enfrentan otra vez la amenaza de que su gobierno vuelva a instaurar la cuarentena a su regreso

El gigante de la turoperación sitúa a la isla a la cabeza de sus destinos este verano. | DM

El gigante de la turoperación sitúa a la isla a la cabeza de sus destinos este verano. | DM

TUI Reino Unido ha cerrado el mes de julio celebrando el repunte de los viajes de los británicos desde que el 19 de julio el país volviera a «renacer» con la relajación de las restricciones y el empuje que ha supuesto para las vacaciones poder desplazarse con mayor flexibilidad a destinos ámbar como Balears y el resto de España en el caso de los vacunados. La mayorista destaca que Mallorca lidera la clasificación de destinos más populares este verano, seguida por griega Rodas y Eivissa.

Por contra, una vez más, ya en el ecuador de la temporada, pende una daga amenazante sobre el archipiélago. El Gobierno británico volverá a actualizar sus restricciones de viajes este jueves y está analizando incluir a España y las islas en una nueva categoría de su semáforo, el «ámbar bajo vigilancia» (amber watchlist): otra vuelta de tuerca que supondrá que los destinos señalados así pasen a la categoría roja sin aviso previo. El desconcierto es tal en el segundo mercado emisor para el archipiélago que a la ira de los potenciales turistas que ya no saben a qué atenerse para planificar sus vacaciones se suma el enfrentamiento dentro del mismo gabinete del primer ministro Boris Johnson, entre los partidarios de que se eliminen las restricciones de viajes para tratar de salvar el verano y los defensores de tener alerta a los viajeros ante la posibilidad de que se puedan encontrar con cuarentena a su vuelta.

Mientras se aclare el panorama, TUI Reino Unido ha difundido en las redes sociales que amplía el abanico de sus destinos para los turistas añadiendo países de larga distancia, por ejemplo Jamaica. Y al mismo tiempo da cuenta de que con el inicio de las vacaciones escolares a finales de julio los británicos están dando rienda suelta a su ansias de viajar hasta el punto de que se ha duplicado el número de viajeros respecto a una semana atrás.

Con la amenaza de la pandemia, los destinos cercanos del Mediterráneo siguen al alza, sobre todo los de Balears, con Mallorca como el más popular, seguido por la isla griega de Rodas e Eivissa en el tercer puesto. Desde TUI se señala que junto con España y Grecia otros países como Chipre, Portugal, Malta y Marruecos también están en el radar de los británicos y pronto se unirán los viajes a Croacia.

Semáforo «arcoíris»

Una de cal y otra arena. Con la respiración contenida se enfrenta esta primera semana de agosto desde el archipiélago. Al disgusto que ha supuesto pasar a ser área de alto riesgo para el Gobierno alemán, por su impacto en el turismo familiar, se suma ahora que Londres pueda anunciar el jueves que Balears y el resto de España pase a ser consideradas destino ámbar bajo vigilancia, una nueva categoría que se suma al verde, ámbar, ámbar plus y rojo del semáforo de viajes ideado por el ministro de Transportes, Grant Shapps, y sus asesores. Como recoge la corresponsal en Londres Begoña Arce, Henry Smith, el conservador que preside el Grupo para el Futuro de la Aviación, se queja de que el sistema del semáforo ha pasado del rojo, ámbar y verde a un «arcoíris» que provoca «confusión» y «complejidad».

Los británicos se quejan en las redes sociales de los vaivenes de su gobierno que no les permite hacer planes. Ese mismo sentir se expresa desde el sector turístico balear, es tal la incertidumbre que crecen «los nervios» ante el próximo anuncio de Londres. «Las reservas están paradas ante los nuevos inventos de Shapps».

A la ira de los turistas se suma el enfrentamiento en el gabinete Johnson por la nueva categoría ámbar

decoration

El avance sobre la nueva lista ámbar bajo vigilancia y su aprobación el jueves lo publicó ayer The Times, alertando al mismo tiempo de que las disputas internas del Gobierno británico y el Partido Conservador podría retrasar la decisión. El rotativo señala directamente a España como candidata a esa clasificación que llevaría en cualquier momento a ser considerado un destino de altísimo riesgo (rojo) que implicará tener que hacer cuarentena durante diez días en los hoteles habilitados para tal fin con un coste de 2.000 euros por persona: en Inglaterra no correrá la Administración con el coste de los turistas aislados como sí hace el Govern de Armengol. Esa amenaza se cierne ahora mismo sobre los turistas británicos de vacaciones en el archipiélago balear y resto de zonas españolas, así como entre los que están preparando su viaje para este agosto.

Desde ayer los vacunados procedentes de la UE y de EE UU no tienen que hacer cuarentena al entrar en Gran Bretaña, de ahí que el ministro de Finanzas, Rishi Sunak, ha pedido por carta a Johnson que se eliminen las restricciones por las pérdidas millonarias que suponen para la hostelería y el turismo este verano. El jueves se sabrá si Balears se salva de la debacle en pleno agosto y sigue sorteando la temporada.

Son Sant Joan, quinto aeropuerto europeo y primero español

El tráfico en el aeropuerto de Palma sigue al alza. A la espera de saber cómo se ha comportado la ocupación en los aviones en julio (Aena publica sus estadísticas a mediados del mes siguiente), datos de Eurocontrol señalan a Son Sant Joan como el quinto aeropuerto a nivel europeo, el primero de ámbito nacional, tras Ámsterdam, Fráncfort, IGA Estambul y París-Charles de Gaulle, destacan los controladores en Twitter. A fecha del 31 de julio su tráfico se sitúa un 18% por debajo del mismo periodo de 2019. 

Compartir el artículo

stats