Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Airbnb conserva sus feudos en Mallorca

Búger, Pollença y Ariany ocupan el podio de los municipios con mayor proporción de viviendas turísticas

Mallorca es desde hace años protagonista en Airbnb, Vrbo o Booking, tres de los portales más populares a la hora de comercializar alquiler turístico. CHARLES PLATIAU

Mallorca es desde hace años protagonista en Airbnb, Vrbo o Booking, tres de los portales más populares a la hora de comercializar alquiler turístico. Precisamente el INE publica desde agosto la primera estadística de viviendas vacacionales basándose en el número de anuncios publicados en estos portales y los números confirman el peso que esta actividad tiene en las islas. El archipiélago es la comunidad con mayor proporción de viviendas vacacionales sobre el total de su parque, un 4,7%. Y también la que registra más plazas de media, 6,3 por inmueble.

El INE criba los anuncios sin licencia o con un número incorrecto, por lo que sobre el papel los datos aluden a oferta legal. También descarta los anuncios repetidos en portales distintos. Búger repite como el municipio con mayor proporción de viviendas vacacionales, un 29,46% del total de su parque según los últimos datos disponibles correspondientes al mes de febrero.

Pollença ocupa la segunda posición, con un 23,22% de sus viviendas dedicados a alojar a turistas. Ariany (20,35%), Fornalutx (18,56%) y Alcúdia (16,68%) .

El caso de Palma

El reverso es Palma, municipio que tiene vetado el alquiler turístico en pisos. Un obstáculo que restringe la actividad al 0,81% de las viviendas censadas. En todo caso, si el INE contabilizara la oferta ilegal, el porcentaje se incrementaría significativamente.

Esta actividad también es marginal en Marratxí (1,09%), Consell (1,25%) y en Inca (2,17), aunque en este último caso es fácil dar con oferta ilegal en portales como AirBnb y Vrbo. De este modo, la influencia que el arrendamiento vacacional tiene en la isla es notable, aunque muy desigual.

En conjunto, Baleares registra 27.703 viviendas turísticas que suman un total de 175.157 plazas. Esta actividad ha registrado un retroceso en todo el Estado desde agosto, cuando el INE publicó la estadística por primera vez. Atribuye al archipiélago una caída del un 5,2% —por debajo de la media nacional, un 8,3%—.

Estancamiento

En cambio, el registro de la conselleria de Turismo, referidos únicamente a Mallorca, contemplan un ligero incremento de viviendas vacacionales: 16.740, unas trescientas más que en agosto de 2020, que en total suman algo más de cien mil plazas. En todo caso, el Govern siempre matiza que el hecho de que estén dadas de alta no implica que se comercialicen.

Asimismo, y a diferencia de lo que ha sucedido en otros enclaves, no se ha detectado en la isla un trasvase significativo de viviendas vacacionales al mercado residencial por la pandemia.

En conjunto, Mallorca contabiliza alrededor de 400.000 plazas turísticas, incluyendo las que suma la planta hotelera. De este modo, una de cuatro camas de la isla están destinadas al arrendamiento vacacional.

Compartir el artículo

stats