Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La frustrada denuncia contra Messi

La Audiencia nacional desmonta la acusación de blanqueo de dinero contra el reputado futbolista

Messi, el viernes en Eivissa, disfrutando de las vacaciones en compañía de Fábregas y Luis Suárez.

Messi, el viernes en Eivissa, disfrutando de las vacaciones en compañía de Fábregas y Luis Suárez. JOSÉ RUIZ / EUROPA PRESS

Hace cuatro años un conocido empresario argentino, director de una fundación denominada Agencia Social Team, se presentó en la sede de la Inspección Tributaria de Mallorca con una llamativa documentación. Aportaba documentos que, según él, evidenciaban que la Fundación Messi, presidida por el astro argentino, se estaba dedicando a engañar a Hacienda y a blanquear dinero.

Esta documentación justificó el inicio de una investigación, que recaló en la Audiencia Nacional. Se han revisado todos los documentos entregados, más los que se solicitaron a la fundación del futbolista y el caso se ha archivado. La magistrada María Tardón ha elaborado un contundente auto, en el que llega a la conclusión de que no se ha demostrado el delito denunciado.

La denuncia la presentó Alejandro Rebosio, que dirige una fundación de ayuda a deportistas de Argentina, que ha supuesto un quebradero de cabeza el futbolista, ya que se vio obligado a entregar al juez de toda la documentación que se le reclamaba. Documentos que venían siendo controlados por las autoridades catalanas, ya que es en esta comunidad donde reside el futbolista.

Inicialmente, la documentación que presentó este empresario en Mallorca fue tenida en cuenta, hasta el extremo de que esta persona, no solo presentó la correspondiente denuncia, sino que la Audiencia Nacional le llamó a declarar como testigo. Y ante el juez entregó más documentos, como por ejemplo el contrato de publicidad de Messi. Este denunciante está relacionado con una organización social que tuvo una relación intensa con dicha fundación. Llegó incluso a afirmar que fue empleado del deportista y que tuvo una estrecha relación con el padre y representante del futbolista, Jorge Messi. Sin embargo, después se acreditó que esta relación laboral no existía. Se trató más bien de una relación de colaboración.

El fundador de esta asociación, experto en el ámbito de la responsabilidad social, detalló a la Delegación de Hacienda de Palma que presentó un proyecto a la Fundación Leo Messi, que fue aceptado. Se trataba de un plan para luchar contra la mortalidad infantil en Sierra Leona. La fundación del deportista se comprometió a invertir 100.000 euros para este proyecto, que no pudo llevarse a cabo por la epidemia de ébola que asoló al país africano.

Acuerdos firmados

A pesar de que el proyecto no se pudo realizar, el promotor social denunció a la Fundación Leo Messi y le exigió toda la aportación de los fondos económicos comprometidos que no se limitaban únicamente a este proyecto, sino a otros acuerdos firmados. Como no se aceptó esta reclamación, el empresario argentino decidió recurrir a los tribunales, pasando previamente por la Agencia Tributaria de Balears. Muchos de los documentos que entregó en su denuncia, según se resalta en la resolución judicial, eran recortes de informaciones de periodistas, que la magistrada las rechaza como prueba. A pesar de la debilidad de la documentación aportada, la Justicia decidió investigar los hechos que se denunciaban. Sin embargo, no se descubrió ningún indicio de que el jugador del F.C. Barcelona utilizara su fundación para desviar fondos. La propia Agencia Tributaria de Cataluña, la misma que en su momento acusó a Messi y a su padre de delito fiscal, por el que fueron condenados, no apreció tampoco ninguna irregularidad tributaria en la fundación.

Alejandro Rebosio, además de presentar una denuncia en Balears, también hizo lo mismo en Argentina. Allí también se inició una investigación por presunto desvío de fondos y blanqueo de dinero . En Argentina ambas asociaciones mantienen también un conflicto económico. La empresa que dirige el denunciante reclama más de siete millones de dólares a la familia Messi. Afirma que se trata de los beneficios de un juego virtual que se realizó con la figura del astro mundial y que obtuvo miles de descargas. El deportista ha denunciado que todas estas denuncias responden más bien a un intento de obtener dinero ilícito a través de la figura de uno de los deportistas más conocidos del planeta.

La juez de la Audiencia Nacional rechaza intervenir en los hechos que se denunciaron en Argentina. Se limita a valorar los documentos que relacionan la fundación con operaciones en España. No aprecia ningún indicio de delito económico.

Compartir el artículo

stats