Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UCI de Son Espases atiende a un joven de 30 años, tres de 31 y uno de 40

El centro de referencia reorganiza sus recursos porque aún hay más ingresos que altas

La UCI de Son Espases atendía ayer a 60 pacientes críticos de todo tipo de patologías y debía reorganizarse.

La UCI de Son Espases atendía ayer a 60 pacientes críticos de todo tipo de patologías y debía reorganizarse. Manu Mielniezuk

Aunque los síntomas siguen siendo los mismos, la covid-19 se está cebando con otro tipo de paciente en esta nueva ola. Así, el perfil del hospitalizado en Baleares con esta enfermedad responde hoy en día al de una persona más joven, mayoritariamente su edad oscila entre los cincuenta y los sesenta años, y que en gran medida está sin vacunar: tan solo se habrían inoculado la doble pauta vacunal entre un 15% y un 20% de los pacientes ingresados.

Estos datos han sido proporcionados por Son Espases, hospital que facilitó el perfil actual tanto de su paciente crítico como el del ingresado en planta. Así, en la UCI del hospital de referencia, que ayer tenía a 26 pacientes ingresados con covid-19, están ingresados mayoritariamente hombres jóvenes con edades comprendidas entre los 50 y 60 años.

El enfermo de edad más avanzada tenía 73 años pero lo más sorprendente es que otros cinco ingresados en la unidad de críticos no superaban los cuarenta años. Según los datos facilitados, habría un paciente en la UCI con tan solo treinta años, tres con treinta y uno y otro de cuarenta.

Sobre su sintomatología, las mismas fuentes señalaron que no ha variado respecto a la que sufrían los enfermos en anteriores oleadas. De lo que no se facilitaron más detalles es sobre si estas personas tan jóvenes padecían algún tipo de patología previa que hubiera complicado su estado de salud. Como tampoco facilitaron en detalle si los ingresados en la UCI se habían vacunado previamente o no o si se habían inoculado una o las dos dosis de la vacuna. Así, se limitaron a informar de que «entre el 80% y el 85% no tiene la vacunación completa».

El perfil del paciente ingresado en planta del hospital menos grave es muy similar. Más joven, con una edad media de 57 años, tan solo un 15% de los ingresados superaba los ochenta años y un porcentaje algo más elevado, el 20%, estaba vacunado.

Se desconoce, porque no ha sido facilitado, el dato de si ese 20% de vacunados lo estaban con la pauta completa o con tan solo una dosis. Como tampoco se ha informado sobre si el 80% de los enfermos no vacunados se habrían inoculado alguna dosis o si se habrían negado a inmunizarse.

Sesenta pacientes críticos

Aparte de los 26 pacientes covid, la UCI de Son Espases asistía ayer a otros 34 enfermos críticos con otras patologías más habituales en estas unidades: infartos, ictus y politraumatismos producto de accidentes de tráfico. La diferencia con anteriores olas es que ahora hay una mayor movilidad e interacción social de la mano del turismo.

El hospital trabajaba ya ayer para habilitar «de manera urgente» cuatro camas más para pacientes críticos en Reanimación... «siempre que se pueda contar con personal de enfermería», tal y como se admitía en el acta del comité covid celebrado ayer.

Para sobrellevar esta saturación asistencial de pacientes críticos, el centro de referencia ha solicitado a los otros hospitales públicos que les apoyen evitando en la medida de lo posible derivarles más enfermos graves.

Que Son Espases lo está pasando mal lo demuestra el hecho de la reorganización de sus mermados recursos: ayer se decidió que el servicio de Otorrinolaringología asumiera la recogida de muestras para PCR «con el objetivo de poder liberar a cuatro enfermeros más».

La liberación de camas y redistribución de profesionales obedece, como admite el propio hospital, «a que el número de pacientes que ingresan con covid-19 es más alto que el número de pacientes que reciben el alta».

Compartir el artículo

stats