Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia hace que los salarios de las islas sufran la mayor caída del país

Los costes laborales de Baleares bajaron durante 2020 un 11,5% cuando el descenso medio de España fue del 2,1%

Los mayores sacrificios salariales han correspondido a los trabajadores del sector servicios.

Los mayores sacrificios salariales han correspondido a los trabajadores del sector servicios. B. Ramon

Los trabajadores de Baleares han sufrido el mayor recorte en sus salarios a causa del coronavirus de toda España, según se desprende del informe publicado ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Concretamente, el coste laboral neto que para las empresas de las islas supuso de media cada uno de sus asalariados se desplomó durante 2020 un 11,5%, el descenso más acentuado de todo el país, al que solo se acerca Canarias, donde esta bajada fue del 10,7%. Como referencia, cabe destacar que la tercera reducción más notable fue la de Cataluña, pero ya a enorme distancia de los dos archipiélagos, con un 3,5%, y que la media estatal se situó en una rebaja del 2,1%.

El secretario general de la federación de Servicios de UGT-Baleares, José García Relucio, señala dos elementos claves que explican el desplome de las retribuciones en el archipiélago: uno es el acuerdo alcanzado para congelar durante ese año los salarios en los sectores más importantes de las islas, como la hotelería, la restauración y el comercio, ante la paralización en su actividad que sufrieron, pero sobre todo el hecho de que la dependencia del turismo de la comunidad autónoma ha hecho que sea también el lugar de España donde la aplicación de los ERTE ha estado más extendida, con lo que eso supone de pérdida de ingresos para los asalariados y reducción de costes para las empresas.

Es por ello que este representante sindical pone en valor el sacrificio realizado por los empleados de las islas durante la pandemia, que en su opinión no está siendo lo suficientemente valorado por muchos empresarios.

Esta fuerte reducción en el coste laboral por trabajador (del que la mayor parte del mismo corresponde a los salarios, al que se suman otros factores como las cotizaciones) explica que las islas hayan registrado un fuerte retroceso en el ranking nacional pasando a ocupar el tercer lugar por la cola. Concretamente, este coste medio ha pasado a ser en Baleares de 27.003 euros anuales de media por empleado, cifra de la que solo quedan por debajo Extremadura, con 25.051,1 euros, y Canarias, con 24.062,1. La media estatal es de 30.965,7 euros, y el puesto de cabeza lo ocupa Madrid, con 37.124,5 euros anuales por trabajador.

Evolución de los salarios

Como se ha indicado, la mayor parte del coste laboral de las empresas corresponde a los salarios. Si éste fue de 27.003 euros netos por trabajador y año en las islas, el sueldo medio se cifró en 19.844 euros (cifra que alcanza a la anterior cuando se suman cotizaciones, complementos como el de transporte o gastos vinculados a la formación profesional, por citar algunos ejemplos). Este importe adquiere una especial relevancia ya que ni siquiera durante la crisis anterior se alcanzó un valor tan bajo (en 2008 fue de 20.375,7 euros).

Hay un dato a destacar: los asalariados de Baleares que han padecido la rebaja más importante han sido los del sector servicios, es decir, los más vinculados a la actividad turística, en ramas como las ya mencionadas de la hotelería, la restauración o el comercio.

Concretamente, si el salario medio en el sector servicios de las islas fue en 2019 de 22.485,2 euros anuales, en 2020 cayó hasta los 19.593,2, con una bajada del 12,8%. Hay que recordar que es precisamente en estas actividades en las que se aplicó la congelación en las retribuciones (aplazando la aplicación de la subida que estaba acordada), y en las que se han aplicado el mayor número de ERTE.

En el caso de la construcción, el sueldo medio ha pasado de los 22.022,8 euros anuales de 2019 a los 20.887,7 de 2020. Mucho más moderado es el recorte en la industria, al pasar de 23.597,6 a 22.034,5 euros durante el periodo antes señalado.

Según el representante de UGT en las islas, estos datos explican por qué los sindicatos exigieron que en 2021 sí hubiera incrementos salariales, que ya han entrado en vigor pese a la petición empresarial de una nueva congelación, y que salvo el bache provocado por la covid, están haciendo que la mejora en las retribuciones de las islas esté siendo la más importante del país.

Compartir el artículo

stats