Mercadona entregó ayer 20 toneladas de productos de primera necesidad a la Fundación Banco de Alimentos de Mallorca como pasta, arroz, legumbres, galletas y pañales fruto del compromiso de la cadena de estar al lado de los colectivos más desfavorecidos, una labor que ha reforzado como consecuencia de la crisis sanitaria y económica.

En una nota de prensa, la compañía de supermercados señaló que la donación se enmarca dentro del convenio de colaboración anual que han renovado con el fin de que los alimentos se distribuyan entre las cerca de 100 entidades sin ánimo de lucro beneficiarias del Banco de Alimentos, que cubren las necesidades de unas 35.000 personas.

El Presidente de la Fundación Banco de Alimentos de Mallorca, Raimundo de Montis, valoró ayer «la ayuda constante de Mercadona y la magnífica relación entre ambas entidades». «Saber que contamos año tras año con su respaldo nos da tranquilidad», subrayó. Por su parte, la directora de Relaciones Externas de Mercadona en Balears, Bárbara Ordás, aseguró que es «una satisfacción» colaborar con el Banco de Alimentos «tanto en donaciones privadas que llevamos a cabo como en Operaciones Kilo».

Mercadona mantiene un compromiso social con los vecinos de las zonas en las que tiene presencia y actividad. En el caso de Balears, en lo que va de año la compañía de supermercados ha donado a comedores sociales y otras entidades benéficas más de 173 toneladas de alimentos, lo que equivale a cerca de 2.900 carros de la compra.