Baleares contará con tres de los 39 drones de vigilancia para las carreteras de la DGT

Operan a una altura de 120 metros, con un radio de acción de entre uno y dos kilómetros y una autonomía de 40 minutos - Pueden alcanzar los 80km/h y soportar temperaturas de entre 20º y 40º

Baleares contará con tres drones de vigilancia para las carreteras

Bernardo Arzayus

Itziar F. Landero

La Dirección General de Tráfico (DGT) destina tres de los 39 drones de vigilancia en las carretera de los que disponen, a las Illes Balears. En una presentación que tuvo lugar ayer a las 13.00h los asistentes fueron testigos de cómo uno de los tres drones alzaba el vuelo sobrevolando unos minutos. Todos los dispositivos operan a una altura de 120 metros, con un radio de acción de entre uno y dos kilómetros y una autonomía de hasta 40 minutos. Sus hélices les permiten alcanzar los 80km/h, pueden soportar entre 20 y 40 grados y cuentan con sensores que les permiten estabilizarse, por eso soportan «bien» la lluvia o el viento. «Tiene la característica, de que es tecnología española, y creo que eso es un valor añadido», recalcó el Jefe de la Unidad de medios Aéreos, Rubén Miguel López.

Su uso principal será el de detectar conductas temerarias al volante y prevenir accidentes en tramos de alto riesgo y carreteras con mayor tránsito de usuarios vulnerables, en particular ciclistas, motoristas y peatones. Este verano, sin embargo, no se contará con el helicóptero Pegasus en las vías de las islas por la situación actual por covid-19. «Los drones empezarán a volar lo antes posible, no podemos concretar aún la fecha, pero será en breve», explicó la Directora provincial de la DGT, Francisca Ramis. «Han venido para quedarse, cuando acabe el operativo de verano se seguirán utilizando en todas las islas: Mallorca, Menorca, Eivissa y Formentera», puntualizó también.

En total se ha formado a 35 agentes de la DGT para pilotar los aparatos y a 60 más para manejar correctamente las cámaras que van integradas en ellos. Desde 2018, cuando se empezó a usar drones para la vigilancia del tráfico, este método se ha convertido en uno de más efectivos para la detección de infracciones cometidas en las carreteras. El uso del teléfono móvil al volante representa el 12,5% de las transgresiones que detectan los dispositivos. También capta si se hace un mal uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil, o si se comenten adelantamientos a ciclistas sin respetar la distancia mínima de seguridad.