Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern saca pecho de que pese a la nueva ola de coronavirus «hay temporada turística»

Negueruela reconoce que es «atípica» y «compleja» - PP, Cs, Vox y El Pi le reprochan el «tono triunfalista»: «La ocupación hotelera es del 50%»

Iago Negueruela, hoy en el Parlament.

Iago Negueruela, hoy en el Parlament. B. Ramon

Pese a la nueva ola de contagios de coronavirus en Baleares, pese a que las islas han vuelto al color ámbar del semáforo covid de Reino Unido y pese a que han sido declaradas «zona de alta incidencia» por Alemania, el conseller de Economía y Turismo del Govern, Iago Negueruela, quiso enviar ayer un mensaje de calma, defendiendo que pese a todo ello y «pese a todas las incertezas», «tenemos turismo y lo seguiremos teniendo». «Hay temporada», fue el leitmotiv de la comparecencia de ayer del conseller Negueruela.

El titular de Economía y Turismo comparecía ayer en el Parlament en una sesión extraordinaria para hacer balance de la temporada turística en las islas después de los últimos acontecimientos. Si bien reconoció desde un principio que «la temporada es compleja y difícil», quiso expresar su «satisfacción» por el hecho de que «pese a la situación sanitaria actual, los datos nos demuestran que sí tenemos temporada, atípica, pero tenemos temporada».  

Negueruela celebró que desde Semana Santa vienen alemanes, que las islas fueron el primer destino abierto al turismo británico, que son la primera comunidad en llegada de turistas internacionales y que el 85% de la planta hotelera ya está abierta en Mallorca. En la misma línea, señaló que por ahora la vuelta al ámbar en el semáforo de Reino Unido «no ha tenido demasiado perjuicio» y que si bien «la decisión de Alemania no es buena, de momento no ha habido grandes cancelaciones y ahora hay que ver las reservas».

Con todo, vaticinó que «la temporada continuará con subidas y bajadas y con aperturas y cierres de mercados» y reconoció que «hay que hacer un esfuerzo» para controlar los actuales casos.

«Los datos son mejores de los que se podía prever», sacó pecho el conseller, que sobre la repercusión en el mercado laboral, aseguró que las islas ya tienen el 95% de los afiliados a la Seguridad Social de los que había 2019, que con 20.000 empleos son la comunidad que más puestos de trabajo creó en julio y que en los datos de la semana que viene el paro bajará del 10%, un umbral del que no se bajó en la anterior crisis, apuntó.

 «Somos el principal destino del Mediterráneo. Turquía, las islas griegas o Italia, que a ustedes les gustaban tanto, tienen problemas», se dirigió a la oposición el titular de Economía y Turismo.

Mientras el conseller trató de sacar pecho de los datos, especialmente en contraposición con otras comunidades y con otros destinos del Mediterráneo, PP, Ciudadanos, Vox y El Pi coincidieron en reprocharle el «tono triunfalista» de su comparecencia. «Haga autocrítica», le exigieron al conseller, pidiéndole «no caer en la autocomplacencia» cuando, señalaron, «hay 60.000 afiliados menos a la Seguridad Social, 21.000 personas en ERTE», las islas «lideran la quiebra de empresas» y « a día de hoy -alertaron- la temporada está en riesgo y puede pasar lo mismo que en 2020».  

«La temporada está en riesgo»

«Nos viene aquí a decir que estamos en una situación idílica y que ustedes son unos cracks, ni atisbo de autocrítica», ha sido el primero en reprocharle su intervención al conseller, el portavoz del PP, Antoni Costa, apuntando que pese a la apertura del 85% de los hoteles, «la ocupación está sólo al rededor del 50 por ciento».

«¿De qué han servido todos los esfuerzos desde el mes de marzo? De nada», contrapuso el popular las «mayores restricciones del país» con que las islas vuelvan a tener «la incidencia descontrolada». «Deberían salir y pedir perdón a la hostelería a la que han machacado con incidencias bajísimas con la excusa de que había que tener temporada», instó el portavoz del PP en el Parlament.

El diputado de Ciudadanos, Marc Pérez-Ribas, también cuestionó el «tono triunfalista» del conseller, señalando que a raíz de las últimas decisiones de Alemania y Reino Unido, «la Federación Hotelera ya ha avisado que espera una caída en el ritmo de reservas». Desde El Pi, Josep Melià, también criticó «la falta de autocrítica» y el uso de «datos a conveniencia». «Cuidado que no acabe la temporada en pleno agosto», alertó desde Vox, Jorge Campos.

En directo | Negueruela comparece para explicar la situación económica de Baleares

Compartir el artículo

stats