Los cubanos residentes en Mallorca siguen movilizándose para pedir democracia en el país caribeño, que lleva semanas de protestas en la calle. Un grupo de manifestantes recorrieron ayer Palma formando una caravana motorizada. «El pueblo tiene hambre y ha salido a la calle porque ya no tiene nada que perder», señalaron.