Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista
Josep Melià Diputado de El Pi

«En el congreso ya di un paso a un lado, y antes dejé que Lina Pons fuera la portavoz al irse Font»

Melià no entiende las críticas hacia él y señala el debate de quién debe ser el candidato como único detonante de la nueva crisis

Josep Melià: "Creo que han llegado a la conclusión que no tienen apoyos para presentarse a primarias" B. Ramon

Diputado de El Pi. Si el anterior presidente, Jaume Font, le apuntó claramente en su salida, las palabras en la dimisión ahora de Antoni Amengual se han interpretado como un nuevo dardo. El fundador y diputado del partido se defiende de las acusaciones, pero reconoce la existencia de dos corrientes en el partido

El presidente saliente de El Pi, Antoni Amengual, explicó su dimisión diciendo que «algunas personas deberían reflexionar sobre su papel en el partido» en un mensaje que todo el mundo entendió que iba para usted.

Todo el mundo debe reflexionar, reflexionar siempre es bueno y positivo. Todos cometemos errores, tenemos cosas que mejorar y tenemos que hacer autocrítica. No tengo ningún problema en ser uno de los referidos.

Según Amengual, el partido «ha chocado con intereses personales». ¿Hay un proyecto personal en torno a Josep Melià?

No hay ningún proyecto personal en torno a mí, en absoluto. He demostrado enorme generosidad con el proyecto de El Pi, desde el principio hasta el final. Dejé, o acepté o pacté que Lina Pons fuera la portavoz en el Parlament cuando se fue Jaume Font aunque yo era portavoz adjunto. En el congreso di un paso a un lado y dejé la secretaría general y no asumí ningún cargo. Asumí ser el candidato al ayuntamiento de Palma pese a la dificultad y el riesgo de quemarme. Son hechos.

¿Se le ha pedido directamente a usted que dejara El Pi?

Hay gente en la ejecutiva que me dijo que encontraba que me debía ir, en la famosa carta que se escribe se me pedía que dejara los cargos internos, no el partido, pero sí la participación orgánica.

¿Se lo pide Antoni Amengual?

No, Antoni Amengual directamente no lo ha pedido, al revés, en una reunión interna, dijo que las cartas le parecían un error.

Más allá de cargos, ¿cuál es su papel en el partido?

Soy un modesto diputado. ¿Que tengo muchos compañeros y conocidos y muchas sinergias con personas del partido? Sí, llevo muchos años militando.

«No sé quién tenía que asegurarle a Lina Pons que no se pactará con Vox, ella era la vicepresidenta»

decoration

Más allá de que queda claro que las heridas de la salida de Jaume Font no están bien cerradas, ¿cuál es el detonante que ha precipitado toda esta situación?

Esta pregunta deberían contestarla ellos. No sé cuáles son esas «situaciones de las últimas semanas». Hace un mes Amengual como presidente pone sobre la mesa el tema de los candidatos al Parlament y al Consell. Los estatutos dicen que si hay más de una candidatura debe haber primarias y por parte de nuestra sensibilidad se hizo saber que teníamos ganas de participar en estas primarias. Supongo que en estas semanas han llegado a la conclusión de que no tienen apoyos para impulsar ellos una candidatura.

Dice que su «sensibilidad» hace saber que tenía ganas de participar con una candidatura en las primarias. ¿Debía ser usted el candidato a primarias?

No, eso no estaba decidido. El procedimiento ni estaba convocado, sólo se empezaba hablar.

Habla de una «sensibilidad» de un «nosotros». ¿En estos momentos hay dos corrientes claramente diferenciadas en El Pi?

En El Pi hay diversas sensibilidades y yo lo veo como una fortaleza, pasa en todos los partidos. Uno de los problemas del PP es que tenía un gran abanico ideológico y lo ha ido perdiendo, pero cuando tenía todo ese abanico lo hacía fuerte. Lo que no entiendo es que haya quien vea la diversidad como un problema y se dedique a decir que sobra gente. Aquí no sobra nadie, nos falta gente.

No estaba definido, pero ¿descarta ser el candidato en 2023?

Lo único que descarto es presentarme al próximo congreso en septiembre u ocupar un cargo directivo, ni presidente, ni vicepresidente, ni secretario general. Creo en el liderazgo cooperativo. Pese al sambenito que se me cuelga no tengo ningún interés.

Josep Melià, ayer durante esta entrevista en el Parlament. | B.RAMON

¿Qué debe pasar en este próximo congreso de El Pi?

En el congreso debe abrirse una nueva etapa, relanzar el proyecto, dejar clarísimo que no somos un satélite de nadie, ni somos los palmeros de nadie y elegir una nueva dirección. Somos un proyecto político que vertebra un espacio ideológico importante, centrista, balearista, y que puede ser clave para Balears.

Además de los candidatos otros de los temas de disputa parece que era qué hacer con el proyecto político del alcalde de Santa Margalida, Joan Monjo.

Creo que hay que dialogar, dejar claro que no renunciaremos a nuestras ideas, pero que si se puede hacer más grande el proyecto las cosas pueden ponerse sobre la mesa. Mi planteamiento siempre ha sido sumar. El Pi ha ido en 2015 y 2019 en coalición con Joan Monjo en Santa Margalida con muy buenos resultados. Quien debe decidirlo es la dirección.

La hasta ahora portavoz , Lina Pons, declaró en una entrevista en este diario que entre la presidenta del Govern, la socialista Francina Armengol, y la nueva presidenta del PP balear, Marga Prohens, se quedaba con Armengol. Ha trascendido que le supuso críticas internas. ¿Usted con cuál de las dos se queda?

Yo me decanto por El Pi, por un partido centrista y balearista. No tenemos que ser un satélite de nadie. Siempre hablamos del papel del PNV o de Coalición Canarias y a ellos no se les pide por quién se decantan. El Pi no puede ni debe ir a remolque de nadie.

¿Cree que se equivocó con esas declaraciones Lina Pons?

No sé si se equivocó o no, todo el mundo da entrevistas y a veces está más acertado y otras veces menos. Creo que somos un partido centrista, equidistante y autorreferenciado y creo que eso Lina Pons lo sabe y lo comparte.

Lina Pons dice en su salida que le molesta que determinadas personas no le hayan garantizado que El Pi no pactará con Vox. Ni a nivel autonómico ni insular ni en los ayuntamientos.

No sé quién se lo tiene que asegurar, porque ella era la vicepresidenta y tenía al lado al presidente y que yo sepa quien decide la línea de pactos es la dirección. Cuando yo formaba parte de la dirección dijimos muy claro que no entraríamos a gobernar ni con Vox ni Podemos y, como bien se sabe, cuando se plantea que El Pi entre en el Consell con PSOE, Més y Podemos, yo digo que no podemos porque nos comprometimos a no gobernar con Podemos. Creo que todo el mundo sabe qué pienso, soy una persona nacionalista, defiendo el autogobierno, el concierto económico, el régimen fiscal...y eso está en las antípodas de Vox. No veo factible que El Pi gobierne con Vox.

¿El Pi está herido de muerte?

No, en Balears hay un espacio político centrista y balearista y hay que seguir trabajando en vertebrar este espacio. Todos los partidos tienen estos problemas.

Compartir el artículo

stats