La Federación de CCOO del Hábitat de Balears anunció ayer movilizaciones «para denunciar las arbitrarias resoluciones de incorporación del trabajo de empleados que no se encuentran en condiciones de hacerlo».

Según informó CCOO en una nota de prensa, el detonante estriba en la decisión del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) «de no conceder la incapacidad permanente a una trabajadora». Se trata de una empleada de lavandería que no puede moverse sin muletas y que está en rehabilitación y tratamiento psicológico.