Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En el confinamiento cada balear comió 15 kilos más al mes que en la península

Según el Informe del Ministerio de Agricultura, los isleños devoramos entre 75 y 80 kilos mensuales, mientras la media nacional fue entre 60 y 65

En Balears gastamos 30 euros más en 
comida que el resto 
de españoles en el 
confinamiento. D.M.

En Balears gastamos 30 euros más en comida que el resto de españoles en el confinamiento. D.M.

El confinamiento que vivimos entre marzo y junio del pasado año, por la pandemia de la covid-19, disparó el consumo de comida en los hogares de Balears. Prueba de ello es que cada isleño devoró una media de 15 kilos mensuales más que la media nacional. Ello significa que cada residente de Balears comió medio kilo más al día que en las otras comunidades. Asimismo, este notable incremento en el consumo de comida se tradujo en un gasto per cápita de unos 30 euros más al mes. Son datos del Informe Anual del Consumo de Alimentos en hogares de 2020 elaborado por el ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y que fue publicado a principios de este mes de julio.

En los meses de marzo y abril del pasado año, los días de confinamiento total, cada balear consumió entre 75 y 80 kilos mensuales de comida y se gastó entre 180 y 200 euros al mes en alimentos. Los datos del Ministerio apuntan a que la media nacional del resto de comunidades está situada entre 60 y 65 kilos de consumo de alimentos al mes y un gasto que va de 120 a 150 euros mensuales para alimentarse.

La nutricionista y dietista Leticia Lozano, que lleva años estudiando los hábitos alimenticios de los mallorquines, apunta diversas posibilidades para explicar la diferencia de comida de los isleños con respecto a las otras comunidades: «En Mallorca, por el clima, hay una gran tendencia a comer fuera de casa, ello durante el confinamiento se trasladó a los hogares y por ahí se me ocurre la diferencia entre Balears y la media nacional».

La nutricionista Leticia Lozano advierte de que el decaimiento y el aburrimiento "provocan más visitas a la nevera"

decoration

No obstante, la especialista en nutrición también señala que la «alimentación está muy vinculada a la parte emocional y en la mayoría de los casos una persona decaída tiende a comer más para buscar el placer momentáneo». Esta situación, según Lozano, no se da tanto en otras comunidades que tienen unos hábitos de vida mucho más hogareños que en Balears. Asimismo, Leticia Lozano recuerda cómo la situación de «aburrimiento se traduce en muchas más visitas a la nevera y a la despensa, especialmente de alimentos grasos y azúcares».

Otra de las posibles razones es la gran cantidad de personas que tuvo que afrontar un Expediente Temporal de Empleo (ERTE) por el cese de la actividad turística y ello provocó que la mayor parte del consumo lo realizaran en sus hogares.

Comparación con el año 2019

Si comparamos la cantidad de comida ingerida por los residentes de Balears en los mismos meses de 2019 con los del confinamiento de 2020, también observamos diferencias importantes. Entre abril y junio de hace dos años se consumía una media de entre 61 y 64 kilos de alimentos al mes, lo que contrasta con los cerca de 80 en los mismos meses del pasado año.

En 2019, también existía una diferencia entre el consumo de Balears y el nacional, pero no era tan abultada, entre 7 y 8 kilogramos mensuales más se consumía en los hogares de Balears con respecto a los de la península.

En abril de 2020, cada isleño se gastó 202 euros en comida, mientras que la media nacional se situó en 167

decoration

El estudio está elaborado a partir de los datos de la venta en supermercados y grandes superficies. Por este motivo, en 2019 la diferencia con la media nacional puede estar directamente ligada con el turismo vacacional, que en aquella época estaba en pleno auge y dispara las ventas en supermercados. Sin embargo, esta actividad turística en Mallorca durante 2020 estuvo bajo mínimos de visitantes, precisamente a raíz de los efectos de la pandemia de la covid-19.

El mes de febrero de 2020 los isleños consumimos una media de 59,5 kilos de alimentos, mientras que el resto de españoles 50,9. En marzo, en pleno confinamiento, las cifras ya empiezan a dispararse con 75,5 kilos de comida per cápita en Balears y 60,7 la media nacional. El mes de abril de este mismo año sigue la tendencia al alza, según los datos del Ministerio de Agricultura, con 82,8 kilos devorados por cada balear, mientras que el resto de españoles se conformaba comiendo una media de 66,8 kilos por persona. En mayo llegamos a los 77 kilos per cápita frente a los 64,4 del resto de España. En junio y julio la tendencia empezó a bajar y nos situamos sobre los 66 kilos de comida mensual por persona en las islas.

Gastamos unos 30 euros más

El incremento de consumo de comida provoca también un aumento del coste de la cesta de la compra. Es por ello, según los datos del mismo Informe del Consumo Alimentario en España, que observamos cómo cada isleño se gastó unos 30 euros mensuales más que la media nacional en comida durante el confinamiento del año 2020.

En marzo, el gasto mensual per cápita de Balears en alimentación fue de 181 euros, mientras que en el resto de España no superaron los 145 euros por persona. En abril de 2020 llegamos a los 202 euros en comida al mes, mientras que la media de las otras comunidades no llegó a los 148 euros.

Además del incremento de comida, en las islas tenemos precios más elevados que la península y ello influye en un mayor gasto a la hora de ir a l supermercado.

Compartir el artículo

stats