Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Son Espases anula las operaciones con ingreso y agilizará las altas

El hospital de referencia activa su plan de contingencia ante el repunte pandémico para disponer de más camas para la covid-19 - Los pacientes solo podrán ser visitados por un allegado durante una hora por la mañana y otra por la tarde

Uci de Son Espases

El buque insignia de la sanidad pública de Balears se vuelve a preparar para afrontar la quinta oleada de contagios covid-19 de esta ya interminable pandemia. Son Espases decidió ayer, entre otras medidas, suspender todas aquellas intervenciones quirúrgicas que requieran de ingreso hospitalario excepto, claro está, las oncológicas, las urgentes y las preferentes.

Por contra, se mantendrá la actividad quirúrgica programada y que no requiera de ingreso hospitalario posterior con el objeto de ir reduciendo las listas de espera disparadas por la menor actividad asistencial desplegada en el último año y medio.

Con el objeto de poder disponer de más camas en las que ingresar a pacientes con la patología respiratoria, el comité de crisis del hospital, que ayer retomó sus reuniones ante el agravamiento evidente de la situación epidemiológica de la comunidad autónoma, decidió potenciar siempre que sea posible la atención ambulatoria de los pacientes así como agilizar todo lo posible las altas médicas para disponer de más camas de hospitalización.

Una de las medidas más duras adoptadas por el comité de crisis fue la limitación de las visitas de los familiares a los enfermos ingresados. Con el objeto de reducir al máximo posible la movilidad de las personas dentro del centro sanitario, se decidió limitar a una persona y a una hora tanto las visitas matutinas como las vespertinas.

Que es hora de que todo el mundo arrime el hombro no solo lo demuestra la suspensión de las vacaciones de los profesionales sanitarios (ver información adjunta). 

El comité recordó ayer que «los pacientes con patologías diversas que ingresan en el área de Neumología a causa de la covid-19» deben seguir siendo atendidos de su patología de base por el servicio médico correspondiente. Asimismo, se ha pedido la colaboración de otras especialidades para reforzar los equipos que atienden a pacientes covid-19.

La situación asistencial del hospital era ayer la siguiente: tenía a 34 pacientes ingresados con covid-19 de los que diez estaban en unidades de críticos. Para estos enfermos más graves se han destinado las doce camas de las dos unidades de cuidados intermedios de las que en estos momentos están ocupadas diez.

En caso de necesitar más camas de críticos, se tendría que recurrir a a cualquiera de los 4 boxes de 8 plazas cada uno destinados a patologías concretas de mayor gravedad, informaron fuentes oficiales del hospital señalando que las dieciséis camas de Reanimación se van a reservar para atender patología crítica no covid.

Asimismo, se destinarán dos unidades de hospitalización, la 3O y la 3P, dotadas con un total de 30 camas, a pacientes con la patología pandémica. Otras 14 camas de la Unidad de Convalecencia B del hospital de la Sang, adscrito al de referencia, se destinarán igualmente a la covid-19.

Compartir el artículo

stats