Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los 855 millones en ayudas de Madrid se repartirán entre casi 12.000 empresas de Baleares

El Govern anuncia que a finales de este mes comenzará a repartir el dinero y que en septiembre se completará el pago entre todos aquellos negocios que lo han solicitado

Imagen de la reunión celebrada ayer entre Govern, patronales y sindicatos de las islas. | CAIB

Imagen de la reunión celebrada ayer entre Govern, patronales y sindicatos de las islas. | CAIB

Finalmente van a ser casi 12.000 empresas de las islas las que se van a repartir los 855,7 millones de euros de las ayudas concedidas por el Gobierno central a Balears, con unos pagos que se iniciarán a finales de este mes y que se completarán en septiembre, según se anunció ayer desde el Govern balear.

La presidenta del Ejecutivo autonómico, Francina Armengol; sus consellers de Hacienda y de Turismo, Rosario Sánchez y Iago Negueruela respectivamente; el vicepresidente de CAEB, Rafael Roig; el presidente de PIMEB, Jordi Mora; y los secretarios generales de UGT y de CC OO en las islas, Lorenzo Navarro y José Luis García, por este orden, comparecieron ayer para hacer balance del mayor reparto de ayudas públicas en la historia de las islas, según se insistió en recordar, después de que el plazo para solicitarlas concluyera el pasado lunes. Si en algo coincidieron todos es que ese dinero va a salvar negocios y puestos de trabajo y va a ayudar a reactivar la economía de las islas.

Desde la representación del Govern se insistió en que son «muchísimas» las empresas y autónomos que finalmente van a poder beneficiarse de estos fondos públicos, ya que después de haber ampliado en 15 días el plazo para reclamarlas, y haber abierto a todos los sectores el acceso a las mismas, la cifra de solicitudes se ha más que duplicado. De este modo, se contabilizan 11.939 peticiones para acceder a los 855,7 millones de euros, lo que garantiza además que no se va a tener que devolver ni un euro a Madrid.

Por islas, 8.994 solicitudes corresponden a empresas de Mallorca, 1.735 de Eivissa, 983 de Menorca y 201 de Formentera. A ellas se suman otras 26 con domicilio fiscal fuera del archipiélago pero con presencia en Balears.

Del total de peticiones recibidas, 2.776 corresponden a autónomos y empresas que tributan por módulos, y a los que corresponde una aportación de 3.000 euros para cada uno. Las 9.163 restantes proceden de autónomos, pymes y grandes empresas que tributan en relación a su actividad real, y que pueden recibir entre 4.000 y 500.000 euros. Hay que recordar que todas tienen que haber sufrido una caída de sus ingresos del 30% durante el pasado año. En cualquier caso, y una vez se proceda al reparto de los fondos estatales, se señala que en algunos casos se podrá superar ese límite de medio millón de euros.

Un aspecto fundamental es que se anunció que este mismo mes se iniciará el reparto de las ayudas entre las que cotizan por módulos, y en agosto se hará otro tanto con el resto, de forma que el pago de todas se haya completado en septiembre, según la estimación del Govern. La agilidad en el abono de estos fondos es una de las reivindicaciones más reiteradas desde el sector empresarial.

«Lucha» de todos

Un aspecto subrayado por la presidenta Armengol es que esos 877 millones de euros se han obtenido para Balears por la «lucha política, empresarial y sindical» para hacer ver al Gobierno español la dureza que la pandemia ha tenido para las islas y la necesidad de ayuda extraordinaria para reactivar su economía, de ahí que pusiera en valor la unidad que en este aspecto se ha mantenido entre el Ejecutivo autonómico y los agentes sociales, que se evidenció incluso a la hora de ir modificando los criterios de asignación para que el dinero público llegue al mayor número posible de empresas, especialmente en el caso de las pequeñas y medianas, y de autónomos.

A la hora de hacer valoraciones, hubo unanimidad, dado que tanto los representantes empresariales como los sindicatos subrayaron la ayuda que ese dinero va a suponer para relanzar la economía de las islas, salvando tanto empresas como empleos. En este sentido, el vicepresidente de CAEB puso en valor que no se vaya a perder ni un euro de esos 855 millones.

El presidente de PIMEB insistió en la importancia de la cuantía alcanzada pero también en la trascendencia que tiene que el reparto sea ágil.

El secretario general de UGT señaló especialmente la importancia que ha tenido el haber prorrogado dos semanas el plazo para demandar estos fondos, dado que en ese tiempo se ha pasado de algo más de 5.000 solicitudes a casi 12.000, y recordó los empleos que se van a salvar gracias a esta medida.

Su homólogo en CC OO subrayó este último punto, al igual que el efecto multiplicador que va a tener una inyección económica de 855 millones en una economía que durante el pasado año sufrió una caída sin precedentes.

Reparto sin precedentes

Por su parte, el conseller de Turismo hizo hincapié en que nunca hasta ahora se había ayudado a un número tan elevado de empresas, mientras que la titular de Hacienda dio especial relevancia a la simplificación en los trámites para facilitar que se pueda acceder a estos fondos.

Por otro lado, Armengol aseguró que la nueva ola de la covid que se está registrando en las islas no es comparable con las anteriores dado el elevado número de personas ya vacunadas, pero llamó a la responsabilidad recordando que la pandemia todavía no está superada.

Compartir el artículo

stats