Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El sector hotelero advierte del golpe que supone para la temporada la inclusión de Baleares en zona de riesgo alemán

La patronal califica esta decisión como «un claro desincentivo» para la llegada de turistas

Turistas germanos siguiendo un partido de fútbol en Mallorca.  | GUILLEM BOSCH

Turistas germanos siguiendo un partido de fútbol en Mallorca. | GUILLEM BOSCH

La Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM) advirtió del golpe que supone la consideración de Balears como zona de riesgo para los turistas alemanes. Así, desde la patronal indicaron que «el hecho de estar en zona de riesgo supone un claro desincentivo para el turista que viene a complicar más aún la fragilidad que caracteriza esta temporada».

De esta forma, desde el sector se mostraron preocupados por esta decisión que puede cambiar el devenir de la temporada turística en las islas y pidieron «acelerar más si cabe la vacunación y todas las herramientas que disponemos a nuestro alcance para dar más seguridad al turista». Por otro lado, la propia Federación aseguró que de momento esto «no afectará a la operativa de los viajes» y detallaron que están en contacto con los turoperadores alemanes «para monitorizar la repercusión que esta decisión tendrá en nuestro principal mercado emisor».

Una inquietud que también compartió Isabel Vidal, presidenta de hoteleros de la Playa de Palma: «Es una noticia que probablemente puede afectar a la tendencia turística positiva de recuperación que habíamos visto en los últimos meses, aunque habrá que esperar a ver cómo evoluciona». Por su parte, Juan Manuel Ordinas, presidente de Petits Hotels de Pimem declaró que «es de esperar una repercusión social cuando el gobierno alemán lo está desaconsejando. Confiamos en que las reservas no se vean alteradas, pero si no somos capaces de demostrar que Balears es un destino seguro será complicado».

El Govern, tranquilo

Por su parte, Rosana Morillo, directora general de turismo, se mostró tranquila con la decisión tomada por parte del gobierno alemán, ya que no cambia la perspectiva de la temporada: «Es verdad que sitúa a España en zona de riesgo, pero en este caso es la menor. Esta noticia no cambia la visión de cómo va a ser la temporada turística en Balears para el mercado alemán».

Asimismo, también indicó que «los viajeros que regresan a su residencia no tienen que hacer cuarentena sino que deben rellenar un formulario específico indicando en qué país han estado para que las autoridades sanitarias puedan hacer el rastreo».

Por último, la propia Morillo defendió que mantienen un contacto directo con los turoperadores y líneas aéreas: «El feedback que nos llega es que esta decisión no va a tener un impacto negativo en las reservas. Hay que lanzar un mensaje de tranquilidad, la incidencia es alta pero nuestra planta hospitalaria se encuentra en niveles óptimos», concluyó.

Frontera al Govern «¿De qué sirve legislar como si no hubiera un mañana» sin control?


Los hoteleros mallorquines siguen abriendo establecimientos: Están operativos ocho de cada diez, 683 hoteles de los 824 asociados en la FEHM, casi el 82% de las plazas, informa la patronal. María Frontera, presidenta de la FEHM, advierte que «las familias aún no están visitando la isla como antaño», la demanda no despega y siguen las reservas de último minuto con estancias más cortas. La líder hotelera se muestra crítica con el Govern. «¿De qué sirve legislar como si no hubiera un mañana si no hay control efectivo de la ley», reclama y exige acelerar la vacunación. Cuestiona al Consolat que genere «expectativas» como destino seguro y luego permita «comportamientos incívicos» que perjudican la situación sanitaria, dañan la imagen de Balears y afectan a las reservas. Apunta también al cambio que se vislumbra en el enfoque para tomar las decisiones sobre la pandemia más allá de la incidencia.

Nuevo récord de vuelos en el aeropuerto de Palma: están previstos más de 2.300 este fin de semana


Este fin de semana continúa la recuperación del tráfico aéreo en Son Sant Joan. Están previstos 2.305 vuelos, de llegada y salida, según datos facilitados por Aena Balears. Son 244 más que hace una semana. El 74% del total tienen origen internacional. El gestor aeroportuario señala que en sus previsiones se aúnan los vuelos comerciales, los privados y aerotaxis.

Hoy será el día con más movimientos, en el aeropuerto mallorquín, con 855 vuelos (665 internacionales). Ayer se registraron 707 operaciones y mañana se esperan 743.

El aeropuerto de Eivissa registrará 1.137 vuelos y el de Menorca, 487.

También Enaire, la empresa pública de la navegación aérea, destaca la recuperación del tráfico. En Palma se alcanzaron de enero a junio el 47% de los vuelos gestionados en ese semestre de 2019, es el centro de control con mejores resultados a nivel nacional.

Compartir el artículo

stats