Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern se abre a encajar la figura del educador social en los centros

La futura aprobación de la primera ley educativa de Balears será la «fecha clave» para trabajar de forma concreta «qué podemos hacer»

Martí March, conseller de Educación.

«El Govern nos ha transmitido que cree en el educador social, y se ha mostrado abierto a trabajar con nosotros para encajarlo en los centros». La presidenta del Colegio de Educadoras y Educadores Sociales de Balears (CEESIB), Violeta Rojas, destacó ayer a este diario la predisposición de la conselleria de Educación de buscar una fórmula para incluir esta figura en las escuelas e institutos, después de conocer la imposibilidad de prorrogar el proyecto de inversión con el que, desde el 2019, 25 educadores sociales estaban en otros tantos centros de secundaria -más un coordinador- para «acompañar emocionalmente a los alumnos, sobre todo a los más vulnerables, y trabajar con las familias y la comunidad», según explicó Belén Montes, educadora social en el IES Aurora Picornell hasta la finalización del proyecto.

En la reunión mantenida ayer entre los representantes del CEESIB, el conseller Martí March, la directora general de Primera Infancia, Innovación y Comunidad Educativa, Amanda Fernández, y el secretario general de la Conselleria, Tomeu Barceló, el Govern expresó su voluntad de seguir con el proyecto de inversión contra el abandono escolar aprobado en el curso 2020/2021, pero «por cuestiones puramente administrativas no había ninguna posibilidad de prorrogarlo», aclaró Rojas.

Por esta razón, la Conselleria ha decidido sustituir a los educadores sociales por Profesores Técnicos de Servicios a la Comunidad (PTSC), hasta ahora asociados más a la Educación Primaria, con el objetivo de seguir con la orientación social y que esta figura sea «estructural y gestionada directamente desde Educación», según expresó la directora general. Este cambio supone la unificación de los requisitos para trabajar en los centros, así que se requerirá el máster de profesorado, algo que de facto dificultará enormemente que muchos de los 25 educadores asociados al proyecto puedan revalidar su plaza.

«El hecho de ser un proyecto piloto comporta cierta inestabilidad laboral, como ha pasado en este caso», subrayó Rojas. Ahora, con la inclusión de los PTSC habrá una «mejora de las condiciones laborales», ya que pasarán a depender de la propia Conselleria, en vez de Función Pública.

Ley de Educación

La primera ley de Educación de Balears se prevé que se apruebe «a finales de este año o a principios del siguiente», según lo detalló la presidenta del CEESIB. «En su artículo 61 se destaca la figura del educador social, y es algo por lo que estábamos luchando», prosiguió Rojas. Así, la entidad de educadores acordó ayer con la Conselleria que la aprobación de esta legislación autonómica sea el horizonte «para mirar de forma más concreta qué podemos hacer con el encaje de los educadores en los centros».

«¿Por qué no se nos tiene en cuenta en esta transición hacia la estructuración de las plazas?». Los 26 educadores del proyecto finalizado reclamaron ayer en un escrito «una respuesta a nuestras solicitudes de reunirnos con March», además de manifestar «la falta de claridad, de sinceridad y las maneras como se han hecho las cosas».

Compartir el artículo

stats