El periodo de consulta pública y participación de la propuesta de proyecto del Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrológica de las Illes Balears (tercer ciclo 2022-2027) y de su Estudio Ambiental Estratégico comienza después de la publicación de la resolución en el Boletín Oficial de les Illes Balears (BOIB). En una nota de prensa, la Conselleria de Medio Ambiente y Territorio explicó ayer que los interesados disponen de seis meses para presentar alegaciones.

Los planes hidrológicos constituyen las herramientas de gestión de los recursos hídricos de las demarcaciones hidrográficas y tienen como objetivo conseguir el buen estado de todas las aguas de su ámbito de aplicación, que en el caso de Balears incluye no solo las aguas superficiales y subterráneas, sino también las costeras. De acuerdo con la normativa, estos planes se tienen que revisar cada seis años.

Este tercer ciclo de planificación está marcado por el estado de emergencia climática y sus consecuencias en los recursos hídricos. Se contemplan varios objetivos en la adecuación de la gestión de la demanda, la mitigación de los efectos de inundaciones y sequías y la conservación de la biodiversidad de las zonas húmedas. Así, el plan establece el fomento del uso de aguas regeneradas como prioridad principal a desarrollar durante los próximos años en el archipiélago.