Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LA CRÓNICA

Los primeros jóvenes al salir del hotel: «Nos vamos a Bilbao»

Máxima expectación y nerviosismo ante la marcha del primer grupo de alrededor de diez estudiantes negativos rumbo al País Vasco

Los estudiantes toman taxis para dirigirse al aeropuerto.

Los estudiantes toman taxis para dirigirse al aeropuerto. B. Ramon

«Libertad, libertad», coreaban los jóvenes desde las ventanas del hotel cuando vieron salir a un grupo de alrededor de diez estudiantes del Palma Bellver. Estas adolescentes fueron las primeras en abandonar el complejo hospitalizado sobre las 19:00 de la tarde, después de la resolución de la jueza la cual permitía que los negativos se pudieran marchar.

Entre nerviosismo, tensión y la máxima expectación por parte de las cámaras, las estudiantes se dirigieron maletas en mano hacia la puerta de salida a buscar un taxi. Así, el revuelo de la situación fue tal que una de las taxistas se puso muy nerviosa y se negó a llevarlas: «No quiero que me grabéis, os lo pido por favor, dejadme en paz. No las voy a llevar».

A pesar de que no quisieron hacer declaraciones ante los medios, una de las chicas indicó cuál era su destino: «Nos vamos a ir a Bilbao». De esta forma, podrían haberse dirigido hacia el aeropuerto a coger un avión rumbo al País Vasco ya que había un vuelo programado en Son Sant Joan para las 20:20. La salida de estas jóvenes causó alegría entre los que estaban observando la escena desde la ventana, un entusiasmo que acabó con el lanzamiento de una naranja que impactó en una de las ambulancias.

«Estoy satisfecha»

Durante la tarde, después de que se hiciera público el auto de la jueza, también se acercó al hotel Covid Arancha de la Fuente, una de las madres de los estudiantes que habían dado negativo y que, por tanto, no tendrían que seguir haciendo la cuarentena en Mallorca. «Estoy satisfecha porque la gestión de esta situación ha sido lamentable por parte del Ejecutivo. La incertidumbre que hemos vivido las familias ha sido total, nadie nos informaba de lo que estaba sucediendo», expresó Arancha, también una de las progenitoras que denunció al Govern balear.

Una de las madres esperando a la salida de su hijo del Hotel Covid : "Estoy satisfecha porque la gestión ha sido lamentable" B. Ramon

Otro de los elementos que destacó frente al Palma Bellver fue una manifestación negacionista para celebrar, según ellos, «la liberación de estos jóvenes que han sido secuestrados», con una pancarta en la que se podía leer ‘Stop Abuso político’.

A lo largo de la tarde, los vehículos que pasaron por delante del Hotel pitaron con el claxon y lanzaron insultos dirigidos a los estudiantes, tales como: «Iros a estudiar», «aquí están los fenómenos estos» o «iros ya de aquí, me cago en vuestra p...madre». De tal forma, los residentes de la isla mostraron su indignación ante el macrobrote y las imágenes de botellones y conciertos.

7

Salen los primeros estudiantes del hotel covid de Palma B. Ramon

Mañana tranquila

Desde otro ángulo, la mañana de ayer en el Palma Bellver transcurrió de forma tranquila, sin ningún tipo de incidente ni altercado destacable. Alrededor de las 11:00, varios salieron a tomar el sol y disfrutar de la terraza. Otros aprovecharon para poner música y cantar al son de Son mis amigos de Amaral. Sobre las 12:00 llegó el catering de la comida y una de las ambulancias que parecía llevar las pruebas PCR para los estudiantes. Los sanitarios fueron trasladando las diferentes cajas que portaban las pruebas hasta la entrada, donde les esperaba en recepción uno de los guardias de seguridad.

Los coches que pasaban por al lado del hotel mostraron su indignación: "Iros ya de aquí, a vuestra casa"

decoration

Pero lo que más se apreció en la mañana de ayer fue repartidores de Glovo y otras plataformas que portaban todo tipo de productos a los estudiantes: patatillas, dulces, coca -colas,... Los propios adolescentes se quejaron durante los últimos días de que la comida que se repartía en el hotel era escasa y de baja calidad.

Quejas de los vecinos

Respecto a las quejas de los vecinos de las últimas noches en el Palma Bellver, en las que indicaron que dentro del hotel se estaban haciendo fiestas y había alcohol de por medio, uno de los estudiantes quiso desmentir esta información, e indicó desde el balcón que «todo esto es mentira, aquí hay policía y guardias de seguridad vigilando todas las plantas. Es cierto que en algunas habitaciones se ha hecho mucho ruido, pero todo lo que se está diciendo de nosotros no es cierto».

Así, la Policía Local de Palma indicó que, durante la noche del 29 de junio, mantuvo un dispositivo de vigilancia en las cercanías del hotel, consistente en presencia estática del lugar, «tras las numerosas quejas por las molestias ocasionadas al vecindario por las personas confinadas. La policía explicó que el dispositivo se desarrolló «sin novedad entre las 20:30 y las 00:30 horas sin detectarse venta de alcohol a menores».

El mismo comunicado concluyó que «una dotación policial se desplazó al lugar y requirió a los jóvenes que depusieran su actitud y éstos obedecieron las indicaciones de los agentes». Finalmente, la mayoría de jóvenes que habían dado negativo decidieron no abandonar el hotel ayer y esperar así al barco que fleta el Govern para esta mañana. La naviera ha habilitado un salón de uso exclusivo para los estudiantes.

Compartir el artículo

stats