Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Guerra abierta por los escombros entre el Consell y la concesionaria

La institución acuerda hoy «interpretar» la concesión a Mac Insular y la empresa asegura que «modifican» el contrato de forma «ilegal»

Planta de tratamiento de escombros para reconvertirlos en áridos de Mac Insular en Son Reus.

El enfrentamiento de hace años entre el Consell de Mallorca y la concesionaria de la eliminación de los escombros de obra, Mac Insular, ha desembocado en una guerra definitiva. La institución insular aprueba hoy una «interpretación» de la concesión para revisar las tarifas de los años 2010, 2011 y 2012 y reclamar a la concesionaria lo que consideran un perjuicio económico para la administración pública. No obstante, desde Mac Insular apuntan que lo que pretende el Consell es «modificar el contrato con carácter retroactivo y ello es una práctica ilegal».

Todo ello se remonta a una demanda interpuesta por Mac Insular en 2014 donde reclamaba que el Consell le abonara las pérdidas de nueve millones anuales que provocaba la baja entrada de escombros en el sistema. Reclamaba unos 30 millones de euros de esos años y alegaba que todo se debía a que la institución insular no actuaba contra los vertidos de escombros ilegales. La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Balears libraba al Consell de pagar los 30 millones, pero obligaba a revisar las tarifas en favor de la concesionaria. Un auto del mismo tribunal del pasado mes de mayo da dos meses al Consell para hacer efectiva la sentencia y revisar estas tarifas.

El área de Sostenibilidad y Medio Ambiente presentó un expediente de interpretación que se aprobará hoy en un pleno extraordinario para «poner orden» al contrato con Mac Insular. Según la institución insular, el origen de la problemática se remonta a 2003 «con la firma del contrato en el que el Consell, durante la presidencia de Maria Antònia Munar, hizo de Mac su concesionaria para los siguientes 25 años para la gestión de residuos de construcción, demolición y neumáticos fuera de uso».

La vicepresidenta y consellera insular de Sostenibilidad y Medio Ambiente, Autora Ribot, explicó que la «interpretación es para solventar algunos incumplimientos, como el del equilibrio económico y financiero en las tarifas». Este expediente deberá ser avalado por el Consell Consultiu y, según Ribot, «reclamaremos por la vía judicial lo que este proceso de interpretación considere que se ha perjudicado al Consell y rebajaremos las tarifas».

No obstante, desde Mac Insular apuntan que no se trata de un proceso de «interpretación». La concesionaria de los escombros asegura que «el Consell pretende modificar el contrato con carácter retroactivo y ello es del todo ilegal».

Mac Insular | Puso detectives contra los vertidos ilegales

La concesionaria Mac Insular lleva muchos años recriminado que el Consell no actúa contra los vertidos ilegales y ello hace que muchas toneladas de escombros no entren en el sistema y el servicio de eliminación de residuos sea deficitario. Por este motivo, Mac Insular ha llegado a contratar a detectives para localizar los vertidos ilegales de obras en canteras o descampados y demostrar que existe un mercado negro de eliminación de los restos de obra. Algunos de estos casos han terminado ante la Justicia.

El Consell siempre ha argumentado que la competencia sancionadora era del Govern y ellos no tenían capacidad para actuar. 

Compartir el artículo

stats