Los británicos deben tener PCR negativa o estar vacunados para entrar en Baleares

El presidente Sánchez rectifica y anuncia ahora un control sanitario que entrará en vigor en 72 horas

Govern y hoteleros habían pedido mayores controles a los británicos en el aeropuerto.

Govern y hoteleros habían pedido mayores controles a los británicos en el aeropuerto. / M. B. Moneo

Redacción / Agencias

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció ayer que los turistas británicos que lleguen a Baleares tendrán que estar vacunados con la pauta completa contra el coronavirus o, en su defecto, deberán tener los resultados de una PCR negativa.

En una entrevista en la Cadena Ser, Sánchez dijo que, de esta forma, los turistas británicos que aterricen en las islas tendrán que cumplir con las mismas exigencias que España hace al resto de ciudadanos europeos.

«Lo aplicaremos en un plazo de 72 horas y así los turoperadores y turistas británicos podrán adaptarse a estas nuevas reglas que les estoy anunciando», dijo el jefe del Ejecutivo estatal, que subrayó la «evolución negativa» de la incidencia acumulada a catorce días en Reino Unido, que está «muy por encima» de los 150 casos. Por eso, dijo Sánchez, España tenía que tomar «alguna precaución adicional respecto a la llegada de turistas británicos».

La presidenta de Balears, Francina Armengol, ya pidió a Sanidad Exterior, en cuanto se conoció que las islas pasaban a estar en el semáforo verde del Reino Unido, que exigiera pruebas de la covid-19 en origen a los británicos que visiten el archipiélago, así como «fijar controles de entrada estrictos y seguros» en los puertos y aeropuertos de las islas.

Hasta ahora, Baleares era el único destino abierto para los británicos después de que Malta impusiera restricciones ante el temor de la expansión de la variante Delta del coronavirus. Además, las islas son la única zona de España con semáforo verde británico. Desde el pasado 30 de junio los viajeros del Reino Unido no deben guardar cuarentena a su regreso.

El jefe del Ejecutivo destacó también las ganas de movilidad de la ciudadanía española, que más de dos millones han descargado el certificado verde digital, el deseo que tiene la población de vacunarse, de abrir la economía y recuperar «nuestra normalidad». 

Por su parte, la presidenta de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), María Frontera, celebró ayer la exigencia de PCR negativa o vacunación completa a los turistas británicos que viajen a la isla y reclamó que vaya «acompañada de refuerzo en los controles aeroportuarios para evitar colapsos».

La petición de la FEHM se produce después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciara que los turistas británicos que lleguen a Balears tendrán que estar vacunados con la pauta completa o presentar una PCR negativa.

Evitar colapsos

La federación hotelera ya pidió el pasado jueves que aumentaran los controles a los turistas británicos, cuando el Gobierno del Reino Unido incluyó a Balears en la lista verde, según recordó la patronal, que pidió un refuerzo en los controles aeroportuarios para evitar colapsos y garantizar la seguridad sanitaria.

Frontera celebró la exigencia de PCR o de pauta completa de vacunación, «algo muy necesario debido al aumento de la incidencia en las últimas semanas en Reino Unido».

La presidenta de la patronal hotelera señaló que, desde la salida del Reino Unido de la UE, al ser tercer país se ha reforzado el control de pasaportes a los viajeros que proceden de allí. Indicó que Mallorca está recibiendo viajeros británicos desde Semana Santa, pero «con el aumento progresivo de la conectividad, se va a hacer más necesario que nunca este refuerzo», insistió.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este lunes que los turistas británicos que lleguen a Baleares tendrán que estar vacunados con la pauta completa contra el coronavirus o, en su defecto, deberán tener los resultados de una PCR negativa.

En una entrevista en la Ser, Sánchez ha dicho que, de esta forma, los turistas británicos que aterricen en Baleares tendrán que cumplir con las mismas exigencias que España hace al resto de ciudadanos europeos.

"Lo aplicaremos en un plazo de 72 horas y así los touroperadores y turistas británicos podrán adaptarse a estas nuevas reglas que les estoy anunciando", ha dicho el jefe del Ejecutivo, que ha subrayado la "evolución negativa" de la incidencia acumulada a catorce días en Reino Unido, que está "muy por encima" de los 150 casos.

Por eso, ha dicho Sánchez, España tenía que tomar "alguna precaución adicional respecto a la llegada de turistas británicos".

La presidenta de Baleares, Francina Armengol, pidió a Sanidad Exterior que exigiera pruebas de la covid-19 en origen a los británicos que visiten el archipiélago, así como "fijar controles de entrada estrictos y seguros" en los puertos y aeropuertos de las islas.

Hasta ahora, Baleares era el único destino abierto para los británicos después de que Malta impusiera restricciones ante el temor de la expansión de la variante ‘Delta’ del coronavirus.

Además, las islas son la única zona de España con semáforo verde británico. Desde el pasado 30 de junio los viajeros del Reino Unido no deben guardar cuarentena a su regreso.

El jefe del Ejecutivo ha destacado también las ganas de movilidad de la ciudadanía española, que se ha descargado más de dos millones del certificado verde digital, las ganas que tiene la población de vacunarse, de abrir la economía y recuperar "nuestra normalidad".