Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pep Castells Diputado y portavoz de Més per Menorca

«Mallorca se olvida de que somos un archipiélago»

Por sus intervenciones y sus desmarques del Govern, Pep Castells (Barcelona, 1970) se ha convertido además de en la voz de Menorca, en uno de los diputados con más protagonismo en el Parlament

El portavoz de Més per Menorca, Pep Castells, posa para esta entrevista.

El portavoz de Més per Menorca, Pep Castells, posa para esta entrevista. B. Ramon

¿Como diputado de un partido de ámbito menorquín, su papel en el Parlament viene a ser el de partidos como el PNV, Coalición Canaria, BNG o Teruel Existe en el Congreso? ¿Viene a recordar que Menorca existe?

Sí, esta función es primordial, pero no perdemos de vista que hay una carpeta de asuntos a nivel autonómico que también nos afectan, como el medio ambiente o la educación, y tratamos de hacer nuestras aportaciones al debate político. No queremos renunciar a hacer política balear.

Menorca siente que Mallorca la trata como Mallorca siente que la trata Madrid. ¿La política balear es mallorcacentrista?

Sí, pero es muy inconsciente, tiene más que ver con pasotismo que con una voluntad de dominio. Es la diferencia que hay entre el centralismo madrileño y el mallorquín: Madrid quiere dominar mientras que Mallorca sencillamente se olvida de que somos un archipiélago. Muchas veces se hace la política autonómica en clave mallorquina y las otras islas se tratan sólo como un apéndice.

Los mallorquines son conscientes de las desventajas de la insularidad, ¿pero lo son de la doble insularidad que se sufre en Menorca como en Eivissa?

No, por una razón sencilla: no cuesta tanto ni económicamente ni en tiempo salir de Mallorca como salir de Menorca. Por otra parte, Mallorca tiene una oferta comercial, lúdica y cultural mucho más extensa que las otras islas y no se nota tanto las desventajas de la insularidad. Por eso nosotros insistimos mucho en la necesidad del servicio público de la línea Menorca-Barcelona, por la dificultad de los menorquines de ir a la península, que es un problema que no hay en Mallorca.

La presidenta del Govern, Francina Armengol, suele hablar de federalismo interior. ¿A la hora de la verdad, existe?

No, rotundamente no, es un eslógan, propaganda. Federalismo interior significaría entender que el Parlament es el poder legislativo y que tenemos cinco poderes ejecutivos, donde el Govern no tutela los consells insulares. Esta visión, que es lo que plantea el Estatut, aún la echo mucho en falta en la clase política mallorquina.

Casi durante toda la pandemia Menorca ha tenido mejores datos sanitarios que Mallorca.

Durante toda la pandemia hemos dado apoyo a la gestión sanitaria del Govern, incluso con algunas medidas que no se han explicado bien, especialmente durante la desescalada. Creemos que la estrategia en líneas generales ha sido la acertada. Las diferencias entre Mallorca y Menorca creo que son por una mayor disciplina social en Menorca. Con incidencias muy bajas, veías a todo el mundo seguir con mascarilla y respetando las medidas.

«La desescalada del Govern se ha hecho pensando en el turismo de Mallorca y Eivissa y ha ido menos con Menorca». | B.RAMON

Se cansa de decir que Més per Menorca no es la marca menorquina de Més per Mallorca, pero le dirán que comparten nombre, color corporativo e ideario.

Siempre se destaca que Més per Menorca es un partido menorquinista, pero también hay que señalar que Més per Mallorca es un partido mallorquinista. Representamos lo mismo, pero cada uno en ámbitos diferentes.

¿Y eso de representar diferentes islas lleva a posicionamientos distintos? A veces da la sensación que ustedes estiran el Pacto más hacia la izquierda.

Las principales diferencias creo que son porque Més per Mallorca está en el Govern y nosotros no. Más allá de eso, creo que nuestra ideología ecologista está más acompañada por la realidad de Menorca y podemos defender un discurso de manera más desacomplejada que Més, que a veces le puede traer problemas por la realidad de Mallorca. Es más fácil hacer ecologismo en Menorca.

Pese a ser Més per Menorca socios externos del Govern...

Más que socios prefiero hablar de que somos aliados del Govern. Socio parece que tienes participación en algún negocio. [Ríe]

«Entiendo que hay una disfunción en el reparto de diputados que estaría bien corregir, pero no es por malas artes de Menorca»

decoration

Pues pese a ser aliados, Més per Menorca ha estado detrás de todas las votaciones que ha perdido en estos últimos dos años Armengol en el Parlament.

Nosotros estamos en la oposición porque pensamos que es la mejor manera de rentabilizar nuestros dos diputados y eso pasa por dar toques de atención cuando pensamos que hay que hacerlos. El Govern sabe que si quiere nuestro apoyo se lo tiene que trabajar. Nuestra oposición le hace más daño al Govern que la del PP.

También son junto con el PP y Vox, uno de los partidos que no ha querido participar en el Pacto de Reactivación, donde sí está Més per Mallorca o partidos como Ciudadanos o El Pi.

Nosotros no entramos porque no es la herramienta adecuada para la recuperación, sino una amalgama de acciones de Govern ya previstas, no hay una priorización, ni calendario ni dotación económica. No es serio, es una operación de marketing, pero nosotros no venimos a hacer teatro, venimos a hacer política. Hay políticos que les tiemblan las piernas por salir en la foto. A mí me da igual, aunque luego tenga que estar en la foto con el PP y Vox.

«Con los fondos europeos tenemos que ir con mucho cuidado a que no acaben como el Plan E»

decoration

Fue el primer diputado en alertar de la dificultad de gestionar la llegada de los fondos europeos y ahora ya hay una Conselleria de Fondos Europeos.

La solución dada no es satisfactoria, nosotros proponíamos un comisionados dependiente de presidencia. Ahora se crea una Conselleria a la que se le añade dos carteras como Cultura y Universidades que ahora son una remora para el conseller.

El PP confía en su voto para aprobar una comisión de control de los fondos europeos.

Nosotros le hemos dado apoyo, pero pensamos que el Parlament tiene suficientes herramientas para el control. Hemos presentado una moción para que la estrategia balear de los fondos europeos se debata en el Parlament. El Govern ha creado el pacto de reactivación, me parece bien, pero no puede ir en detrimento del control del Parlament.

¿El tranvía a Son Espases y al aeropuerto encaja entre los proyectos de fondos europeos?

El tranvía a Son Espases o al aeropuerto lo veo, porque es relativamente barato y hay un flujo de demanda, ahora el metro al Parc Bit por 10 millones no, es despilfarrar recursos. Ahora mismo cada estudiante de la UIB que coge el metro nos vale 30 euros. Saldría más barato cogerle un taxi. No estamos para proyectos faraónicos. Con los fondos europeos tenemos que ir con cuidado a que no acaben como el Plan E.

«El Pacto de Reactivación es marketing y nosotros no venimos a hacer teatro, sino política»

decoration

Ahora se encuentran negociando la ley de Educación. ¿Se puede compaginar la voluntad del conseller Martí March de sumar al PP y su petición de que la ley debe ser más ambiciosa?

Nuestra ambición va en dirección de lo que proponía Illes per un Pacte, donde está la escuela concertada. Nosotros queremos una ley ambiciosa, pero compartimos que hay que pactarlo con un espectro amplio para darle estabilidad y si tiene que haber renuncias, estamos dispuestos.

¿Qué ha conseguido en estos dos años para Menorca?

Para empezar, nueve millones en inversiones territorializadas para Menorca en los presupuestos de 2021. Pero no sólo hemos conseguido cosas en clave menorquinista, aprovechamos todas las herramientas a nuestra disposición para que la política balear acompañe nuestra visión de lo que debe ser el desarrollo de Menorca, y que pensamos que es deseable para las otras islas.

Eivissa siempre dice que en cualquier tipo de reparto Mallorca trata mejor a Menorca.

Nosotros estamos muy vigilantes de que Menorca no salga perjudicada de los repartos. Aquí se celebran como victorias proyectos como el tranvía en Palma, el metro al Parc Bit, un centro de investigación...todo es en Palma. Por lo tanto es necesaria la voz de Menorca, también está la de Formentera y seguramente sería necesaria la voz de Eivissa e incluso de la Part Forana de Mallorca. Tenemos un territorio discontinuo y cuando se hace inversión lógicamente todos los demás pedimos qué queda para nosotros.

Desde Eivissa es recurrente denunciar que Menorca con menos población reparte más diputados en el Parlament. ¿Corregir esto es un debate que está dispuesto a abrir Menorca?

Sería lógico que Eivissa repartiera algún diputado más. El planteamiento original era que Menorca y Eivissa tuvieran los mismos y al separarse el Consell de Formentera y tener un diputado, Eivissa se queda con uno menos. Entiendo que hay una disfunción que estaría bien corregir, pero no es por malas artes de Menorca.

Han sido las fiestas de Sant Joan y miles de mallorquines se han desplazado a Menorca...

Como decía un conocido, sólo faltan los caballos. Entiendo las ganas de la gente de venir, de celebrarlo, pero pido máxima prudencia y sentido común porque la pandemia no se ha acabado.

Compartir el artículo

stats