Una treintena de feministas ha exigido este sábado en Palma, cerca de la Delegación del Gobierno en Baleares, "el cumplimiento de la agenda feminista" y la "derogación de las leyes trans".

Según ha informado la portavoz del colectivo Radfem Mallorca, Ana Martínez, en declaraciones a los medios de comunicación, "el acto de concentración que se lleva a cabo esta jornada se enmarca dentro de los organizados a nivel nacional para reivindicar que se cumpla la agenda feminista y que se deroguen todas las leyes trans".

"Decimos no a todas las leyes trans porque hacen mucho daño a las mujeres, que nos borran del mapa, porque si el sexo deja de ser objetivo y pasa a ser un sentimiento se deshacen todas las leyes de género", ha explicado Martínez.

La portavoz de Radfem Mallorca también ha justificado su "no a las leyes trans" por "el daño que, además, hacen a la infancia, cuando se entra en escuelas a decirles a los niños que por jugar a las muñecas, o a las niñas por subirse a un árbol, puede ser que hayan nacido en un cuerpo equivocado".

"Con las leyes trans, si un niño dice que no es un varón si no una hembra o al revés solo existe el camino del tratamiento afirmativo, lo que lleva a empezar desde la infancia con bloqueadores de pubertad que paralizan el desarrollo infantil ya sea físico o psicológico para pasar a una hormonación de por vida y a invasiones quirúrgicas demasiado agresivas", ha lamentado al respecto.

Asimismo, Martínez ha afirmado estar en contra de las leyes trans porque "no protegen ni siquiera a los transexuales, porque qué es ser trans si todo el mundo puede ir al registro y cambiarse de sexo", se ha preguntado, a la vez que ha lamentado que "aquellas personas que son transexuales que sufren una disforia de género real que necesitan tratamiento y acompañamiento quedan totalmente abandonadas".

"Las personas transexuales cuentan con una ley estatal del año 2007 que con un tratamiento durante dos años y un diagnóstico de disforia o bien de incongruencia de género les permite a través de sus cambio corporales la ley les permite registrarse como mujeres y tener todos los derechos", ha recordado.

Con todo, ha apuntado que "esta concentración ha sido el primer acto de Radfem Mallorca" pero, ha advertido, "habrá muchos más porque las feministas van a estar en las calles".

Otras reivindicaciones feministas

Durante la concentración de este sábado en Palma, se han podido escuchar, además, otras reivindicaciones feministas tales como la "derogación de las leyes que atentan contra mujeres e infancia", "la aprobación de una ley abolicionista de la prostitución", entre otras.

Además de sus reivindicaciones, las feministas concentradas esta jornada en Palma han lanzado consignas tales como que "las leyes trans son misoginia", "gobierne quien gobierne el feminismo no se vende" e incluso "Irene Montero dimisión".