El Govern balear ya tiene escrituradas y, por lo tanto, «en sus manos», 29 de las 42 viviendas de los grandes tenedores que el pasado mes de mayo el mismo Ejecutivo anunció que se comprarían en ejercicio del derecho de tanteo y retracto.

El importe total de estas primeras 42 viviendas de grandes tenedores adquiridas por el IBAVI es de 4,6 millones, lo que supone una media de 109.000 euros por piso.

El conseller de Movilidad y Vivienda, Josep Marí, junto con la gerente del IBAVI, Cris Ballester, realizó ayer este anuncio con ocasión de su visita a uno de los pisos que el IBAVI tiene en sa Pobla.

Diecinueve pisos de la SAREB

La gerente de este organismo público formalizó ante notario la compra de 19 viviendas de la SAREB, incluida la que estaban visitando. Esta operación se ha saldado por un importe total de 2,2 millones de euros, una media de 119.710 euros por piso.

El conseller recordó el anuncio del Govern de finales de mayo, cuando informó de que se comprarían 33 viviendas de grandes tenedores, que se suman a las ocho ya adquiridas el pasado mes de enero y a las que se ha sumado posteriormente otro inmueble más.

Marí avanzó que estas 42 viviendas de grandes tenedores no serán las últimas que se adquirirán este año.

El conseller de Vivienda, Josep Marí, y el alcalde de sa Pobla, Llorenç Gelabert, entrando ayer en el piso. | CAIB

«Hoy hablamos de hechos, de viviendas que ya están en manos de las personas más vulnerables a través de los servicios sociales, y de los más jóvenes a partir de septiembre», señaló.

De las 42 viviendas propiedad de los grandes tenedores, cinco han sido entregadas al Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) para que pueda atender necesidades de emergencia habitacional temporal de algunos de sus usuarios.

Respecto al resto de inmuebles, siempre que no estén en promociones del IBAVI, el objetivo es asignar el 50% a las administraciones públicas o entidades del tercer sector que trabajan con colectivos vulnerables, y otro 50% a jóvenes menores de 35 años.

Aquellas viviendas de grandes tenedores que estén ubicadas en promociones del IBAVI se asignarán a personas de la lista de demandantes.

Los criterios generales de adjudicación de los pisos adquiridos por tanteo y retracto se aprobarán en el consejo de administración del próximo mes de julio. La previsión es que la mayoría de las viviendas se empiecen a adjudicar en el mes de septiembre.

Viviendas de particulares

El conseller aprovechó para recordar que el IBAVI también está adquiriendo viviendas de protección pública de particulares en el ejercicio del derecho de tanteo y retracto.

Es una posibilidad que ya existía, siempre que un propietario quiera vender su VPO en propiedad, pero que en la práctica se ha empezado a llevar a cabo desde 2018. Desde entonces hasta ahora, se han adquirido por esta vía 29 viviendas.

Estas casas se van adjudicando a unidades de convivencia de las listas de espera y también se podrán asignar a jóvenes en el supuesto de que no estén ubicadas en promociones donde el IBAVI ya tiene pisos en propiedad.

Así, entre los pisos de los grandes tenedores y los de particulares que también ha adquirido el IBAVI en el ejercicio del derecho de tanteo y retracto, se han incorporado por ahora 71 nuevas viviendas al parque público.