Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern estudia el cierre de las calles de la Cerveza y del Jamón de Playa de Palma

Desde el Ejecutivo se admite la enorme preocupación que existe en torno al incumplimiento de las normas covid en la zona turística

Imagen de archivo de la vigilancia policial en la ‘Calle de la Cerveza’.

Imagen de archivo de la vigilancia policial en la ‘Calle de la Cerveza’.

El Govern está estudiando la posibilidad de ordenar el cierre de los establecimientos de restauración y ocio nocturno de las conocidas como Calle de la Cerveza y Calle del Jamón (Miquel Pellisa y Pare Bartomeu Salvà) de la Platja de Palma, ante los incumplimientos de la normativa sobre el coronavirus detectados en los locales situados en estos puntos, según confirmaron fuentes del Ejecutivo autonómico. Hay que recordar que esta iniciativa ya se tomó en julio del pasado año por motivos similares a los que existen en este momento: la alarma ante las concentraciones de personas para consumir alcohol y la mala imagen que ello transmite a los principales países emisores, como en el caso de Alemania.

Desde el Govern no se oculta la «enorme preocupación» existente en torno a los ‘botellones’ y concentraciones sin cumplir con las medidas de seguridad sanitaria que se están registrando en la Platja de Palma desde que se levantó el toque de queda, y ello ha justificado el primer paquete de medidas que se aprobó el pasado viernes, cuando se optó por aplicar restricciones específicas en las zonas afectadas por el turismo de excesos de los puntos antes señalados y de s’Arenal de Llucmajor.

Concretamente, en esos lugares se fijó un aforo máximo para los establecimientos de restauración y de ocio de 100 personas en interiores y 200 en exteriores, y un límite de seis personas por mesa dentro de los locales y de diez a cielo abierto, al tiempo que se prohibió el uso de mesas altas o taburetes.

Desde el Ejecutivo de Francina Armengol se indica que ya la semana pasada se planteó la posibilidad de proceder al cierre de los viales antes señalados, debido a que los informes policiales y de los inspectores de la comunidad autónoma que participan en los dispositivos de vigilancia reflejan que la mayoría de los incumplimientos de la normativa relacionada con la covid-19 se están dando en estos espacios. Sin embargo, se optó en un primer momento por endurecer las medidas antes señaladas, antes de recurrir a otras más drásticas, pero se insiste ahora en que estas últimas se mantienen como alternativa si la situación no mejora. Hay que recordar que el propio ayuntamiento de Palma ha decidido cerrar las playas a partir de la tarde de hoy para evitar las celebraciones de la Nit de Sant Joan.

La decisión de cerrar las calles del Jamón y de la Cerveza cuenta con precedentes, y ya se tomó en julio del pasado año por esos mismos motivos, es decir, al difundirse imágenes de concentraciones de personas consumiendo alcohol y sin respetar las medidas de seguridad sanitaria que se habían fijado, al tiempo que se prohibió la venta de envases para el consumo compartido de bebidas alcohólicas, como los conocidos cubos y pajitas largas empleados en veranos anteriores.

Aviso alemán

Posteriormente se reconoció que el cierre de las citadas calles durante 2020 (en aquel momento se incorporó Punta Ballena en Magaluf, zona que ahora no registra esos problemas por la ausencia de turismo británico) se produjo tras las explicaciones reclamadas desde la Administración alemana respecto a los citados comportamientos que se estaban difundiendo por todas las redes sociales y sobre las medidas que se iban a adoptar para frenarlos.

Además, el cierre de locales en los citados espacios se vio respaldado posteriormente por decisión judicial.

El cierre de los locales en las zonas de turismo de excesos cuenta con el precedente de julio del pasado año

decoration

El temor del Govern se sustenta no solo en el riesgo sanitario que las citadas concentraciones y vulneraciones de la normativa sobre el coronavirus conllevan, sino en la imagen que se está dando en los principales mercados emisores, especialmente cuando se está pendiente de que el Reino Unido sitúe a las islas en su ‘semáforo verde’ y permita a sus ciudadanos viajar a Balears sin restricciones.

Alarma empresarial

Pero la preocupación no se limita al ámbito del Ejecutivo autonómico, y desde las patronales y los sindicatos de las islas se ha hecho pública de forma reiterada su alarma ante la imagen de los botellones de los últimos días, muchos de ellos celebrados en la Platja de Palma.

Especialmente críticas han sido las patronales de restauración, desde las que se ha lamentado que los sacrificios que el sector ha estado realizando durante muchos meses se puedan ver truncados por este tipo de comportamientos en lugares públicos.

LAS CLAVES

  • En estudio: Cierre de locales en las calles más polémicas

Los controles de policía e inspectores están detectando numerosos incumplimientos de la normativa covid en las zonas más conflictivas de la Platja de Palma, de ahí que se plantee su cierre.

  • Precedentes: Orden respaldada por los tribunales de julio de 2020

En julio del pasado año ya se ordenó el cierre de locales de restauración y de ocio nocturno en las calles de la Cerveza y del Jamón, con posterior apoyo judicial.


Macrobotellón en Playa de Palma la primera noche sin toque de queda Mohnish

Compartir el artículo

stats