Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La derecha balear ve los indultos «una vergüenza», el PSOE «un gesto» y Més cree que son «insuficientes»

PP, Cs y Vox alertan de un «independentismo envalentonado» y de un «efecto llamada» en Balears: «Sánchez está llamando a la desobediencia»

Sánchez en su discurso en el Liceu de Barcelona

Sánchez en su discurso en el Liceu de Barcelona

Los indultos de Pedro Sánchez a los presos del procés dividen la política en Balears. Mientras la derecha en las islas coincide en calificar de «vergüenza» la medida de gracia anunciada hoy por el presidente del Gobierno y temen ahora un «independentismo envalentonado» en las islas, los socialistas baleares lo aplauden como «un gesto y un paso adelante imprescindible para la convivencia» y desde Més lamentan que es «una medida insuficiente».

El anuncio del presidente del Gobierno de que mañana aprobará los indultos para los nueve líderes independentistas encarcelados ha tenido hoy su réplica en las islas, especialmente en los partidos de derechas que en las últimas semanas se han movilizado para expresar su rechazo a la medida de gracia, PP, Ciudadanos y Vox.

En declaraciones a este diario, el secretario general del PP balear, Toni Fuster, ha tiltado de «vergüenza» los indultos, que los populares consideran «un ataque al Estado de derecho». «Los españoles no se merecían esto», ha lamentado, reclamando a los socialistas que «aunque Armengol siempre se ha mostrado partidaria, reaccionen». «Puede tener un efecto llamada en el independentismo de aquí o de Galicia. Sánchez está haciendo una llamada a la desobediencia», ha alertado Fuster.

«Los indultos de Sánchez a los golpistas dejan a Balears a los pies de los caballos del separatismo», ha coincidido el líder de Vox en las islas, Jorge Campos. «Las islas se enfrentan a un separatismo envalentonado dirigido por la propia presidenta Francina Armengol», ha pronunciado el portavoz de la extrema derecha, recordando que la presidenta ha apoyado los indultos «desde el primer momento».

«Los presos no sólo no muestran arrepentimiento, sino todo lo contrario, dicen que es una muestra de debilidad del Estado, cuando solo es una muestra de debilidad de Sánchez», ha criticado la líder de Ciudadanos en Balears, Patricia Guasp: «A Sánchez no le importa el reencuentro o la convivencia, sólo el poder», ha apuntado.

«Hay que superar la situación»

Desde el PSOE de las islas, su portavoz y senador Cosme Bonet ha aplaudido el anuncio como «un gesto y un paso adelante imprescindible para la concordia, la convivencia y el diálogo que aspiramos que exista entre España y Cataluña». «El perdón no es una revocación de la sentencia ni implica decir que no hubo delito en su día ni cuestiona al Supremo», ha querido subrayar también el socialista.

«Superar entre todos esta situación provocada desde 2017 sólo lo conseguiremos con gestos de todas las partes, como este que piensa impulsar el Gobierno con los indultos», ha defendido Bonet. 

Sin embargo, desde Més, el líder de ERC en Balears, Mateu Xurí, ha tildado los indultos de «insuficientes». «La solución a la represión y la causa general contra el independentismo es la amnistia», ha insistido el soberanista, señalando que hoy se han entregado al Congreso 200.000 firmas para la amnistía de los líderes independentistas encarcelados. «Estos indultos son la reacción del Gobierno de España ante una inminente sentencia europea. El miedo a un nuevo ridículo internacional ha forzado esta situación», ha expresado Xurí, que defendió que la solución al conflicto pasa «primero por la amnistía y después por hacer efectiva la autodeterminación».

Compartir el artículo

stats