Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turoperadores germanos: “Ojalá Mallorca se estuviera llenando de alemanes"

Las mayoristas germanas recuerdan a las británicas que tienen «productos y zonas diferentes»

Turistas alemanes del crucero ‘Mein Schiff 2’, que hizo escala el jueves en Palma.

Turistas alemanes del crucero ‘Mein Schiff 2’, que hizo escala el jueves en Palma. Cati Cladera / Efe

En la revuelta que protagoniza la industria turística británica para forzar a su gobierno a flexibilizar su política de viajes, esta semana señalaban a Mallorca para escenificar cómo se están quedando atrás respecto al mercado germano ante una isla que «se está llenando de alemanes». Las mayoristas germanas responden categóricas que «ojalá» sea así. Y les recuerdan lo obvio: «Tenemos productos distintos y zonas diferenciadas».

Desde Reino Unido, Jet2 y easyJet Holidays , entre otras empresas de la industria, están presionando a Boris Johnson para que los británicos puedan viajar ya al archipiélago, porque si de «números» relacionados con la pandemia se trata clama al cielo que Londres debería permitir que se pueda viajar «a Mallorca y Balears», insiste Steve Heapy. El consejero delegado de Jet2 alega que «los hoteles se están llenando» en la isla, y junto con otros miembros del sector lamentan que eso redundará en que se encontrarán con menos plazas hoteleras y precios más altos, mientras la cuarentena frena las ganas de viajar de sus clientes. Por su parte, las mayoristas alemanas relativizan el panorama que dibujan los británicos. 

«Son tonterías. Tenemos productos distintos y zonas diferentes», rebaten fuentes del segundo gran operador alemán, señalando el destino británico por excelencia, Magaluf. Otra cosa es que «los hoteles de ese mercado se resisten a abrir todavía».

Efectivamente. Mauricio Carballeda, presidente de la Asociación Hotelera Palmanova -Magaluf, dibujaba el panorama del destino estos días. Con casi la mitad de los establecimientos abiertos (47 de 88 hoteles) a mediados de junio, su principal mercado está fuera de juego y si finalmente no se le facilita la movilidad internacional hasta agosto, abrir para un par de meses de temporada no sale a cuenta. 

«Que se den una vuelta por Magaluf». Mensaje directo a los turoperadores británicos de otra mayorista germana para que quede claro que sobran plazas hoteleras. «Ojalá Mallorca se estuviera llenando de alemanes», se añade dibujando un mayo que «no ha ido bien», aunque los vuelos desde destinos germanos sigan incrementándose progresivamente y las aerolíneas moviendo su capacidad aérea a la isla ante la creciente demanda para esta temporada alta. Hay que tener presente, que «cuando se hace dinero», dice un hotelero, «es en julio y agosto» y el mercado alemán viene pisando fuerte para esas fechas y a finales de este junio .  

Desde un tercer turoperador germano se apunta también a que «ojalá los alemanes tuvieran la capacidad de llenar Mallorca» porque por el momento, «hay camas, vuelos y de todo». 

Con la temporada alta a punto de arrancar, crece la expansión de la cepa Delta (india) de la covid y la preocupación en Europa. «Ayer (por el jueves) hubo 11.000 contagios en Reino Unido», advierten desde un turoperador. La UE ha vuelto a dejar fuera de su lista de destinos seguros su exsocio británico y el Gobierno español está «abierto a revisar decisiones» sobre la libre circulación de los británicos en contra del criterio de los Veintisiete, recogen las agencia. Mientras, Italia ya les ha puesto cuarentena de cinco días. Mallorca, al menos de momento, queda para los alemanes.

CONFUSIÓN: "¿QUIÉN ES LA PRESIDENTA DE MALLORCA?"

«¿Cómo pueden ir dos presidentas? Es una estupidez. En Alemania no saben quién gobierna en Mallorca y están creando confusión». 

La crítica viene por boca de una de las mayoristas germanas por las que se han paseado estas últimas semanas Francina Armengol y Catalina Cladera, visitando a empresas diferentes. La inquilina del Consolat de Mar estuvo con el Grupo TUI y un mes después Cladera se ha reunido con DER Touristik, Alltours y Schauinsland. Ambas con el objetivo de dejar huella también en los medios germanos. En Alemania, se advierte, ahora está menos claro «quién gobierna» en la isla.

Compartir el artículo

stats