Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud baraja vacunar en las aulas a los estudiantes de 12 a 16 años

Patricia Gómez admite que conseguir inmunizar a este colectivo antes de que comience el próximo curso sería un gran «logro»

Archivo - Vacuna de Novavax contra la COVID-19

La consellera de Salud, Patricia Gómez, avanzó este miércoles que la intención de su departamento es vacunar a la nueva franja de edad incluida en la población diana a preservar frente el coronavirus, los menores con edades comprendidas entre los 16 y los 12 años, en los centros educativos de las islas y, a ser posible, antes de que comience el próximo curso lectivo a mediados de septiembre, algo que la dirigente ya anticipó que constituiría «un logro».

La consellera de Salud ha revelado que su departamento está trabajando para vacunar a este grupo de estudiantes antes de iniciar el curso, si bien ha puntualizado que todo dependería de la disposición y saturacion asistencial que padezca Atención Primaria. 

De esta manera, la responsable de Salud parecía indicar que serían los equipos de los centros de salud más cercanos a las escuelas los que se desplazarían hasta ellas para vacunar al último colectivo que al parecer va a ser incluido en la población diana de este país que será preservada contra el SARS-CoV-2.

También aludió Gómez a la necesidad de que lleguen más vacunas a esta comunidad como la otra clave que permitiría acometer la inmunización de este nuevo colectivo que no ha sabido precisar por cuantos individuos estaría compuesto.

La consellera confiaba en que en la reunión que celebró ayer tarde el Consejo Interterritorial de Salud se aclarase si hay que crear un dispositivo específico para vacunar a los estudiantes de 12 a 16 años antes de que arranque el curso, ya que hasta ahora se había trabajado en la estrategia de vacunación de la franja de 16 a 30 años.

Sobre la necesidad de que lleguen más vacunas, Patricia Gómez estimó que para vacunar a los baleares de 12 a 30 años durante este verano se precisaría que llegara una importante cantidad de vacunas ya que, puso como ejemplo, «no tendría sentido abrir 20.000 citas para vacunar a 285.000 personas porque se generaría una gran frustración y se colapsaría» la aplicación BitCita.

Personal de los centros de salud más cercanos a los colegios se desplazarían a inyectar a los alumnos

decoration

Gómez apuntó a que en Formentera, por sus escasas dimensiones y densidad poblacional, se podría vacunar rápidamente a estos grupos de edad como una suerte de prueba piloto para el resto del archipiélago.

En otro orden de cosas, la situación epidemiológica seguía ayer estable y con tendencia a la baja pese a que la circulación de personas y turistas por las islas es cada vez más numerosa. Así, ayer se comunicaron 39 nuevos contagios, tres más que la víspera que, no obstante, fueron cosechados con una tasa de positividad (porcentaje de pruebas positivas sobre el total de realizadas) del 1,31%.

Y si la trasmisión vírica era buena, la situación asistencial era mejor: Tan solo 28 personas estaban ayer ingresadas con covid-19 en todos los centros sanitarios de la comunidad, tanto públicos como privados. Ocho de ellas se encontraban en unidades de críticos (dos menos que el pasado martes) y 20 estaban ingresados en planta con una variación de un ingreso más frente a la víspera.

Del total de nuevos contagios notificados ayer, todos menos 1 fueron detectados en Mallorca, isla que acumula 18 de los 28 hospitalizados, 11 de ellos en planta y 7 en la UCI. Desde el comienzo de la pandemia se han notificado 60.844 contagios en la comunidad balear de los que 585 continuaban ayer activos.

Compartir el artículo

stats