Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pimem advierte que sin turismo británico cerrarán empresas

TUI y Jet2 de momento mantienen su regreso para el 4 y el 1 de julio

El verano pasado el turismo británico llegó a Magaluf, hasta que la vuelta de la cuarentena lo dinamitó.

El verano pasado el turismo británico llegó a Magaluf, hasta que la vuelta de la cuarentena lo dinamitó.

Las patronales turísticas de Pimen se unieron ayer al grito de auxilio del sector ante el efecto que tendrá el retraso de la desescalada del Reino Unido, pospuesta un mes en Inglaterra, hasta el 19 de julio, en la vuelta del mercado emisor británico a Balears. Los representantes de los hoteleros, del alquiler turístico y de los rent a car advierten de que no contar con el turismo británico provocará el cierre de empresas. 

Por su parte, tras el anuncio del primer ministro Boris Johnson el lunes, los turoperadores todavía no han movido sus fechas de regreso al archipiélago, fijado a inicios de julio —TUI el día 4 y Jet2 el 1— , después de retrasar el reinicio de sus operaciones tras la última actualización del semáforo de viajes, el pasado 3 de junio, cuando Reino Unido no añadió ningún destino al listado verde que exime a los turistas de guardar cuarentena tras sus vacaciones y dejó fuera a Portugal. La próxima revisión de los destinos se espera para el 24 de junio y se presupone que se verá lastrada por la cautela del primer ministro.

Easyjet mueve vuelos

Por su parte, easyJet está redirigiendo capacidad aérea entre Reino Unido y España a Alemania, ante la progresiva apertura de la UE. The Independent, que recoge la noticia, señala como ejemplo que aviones que iban a conectar aeropuertos británicos con Palma se han trasladado a Berlín.

La desesperación de la Federación Hotelera de Mallorca, que ha advertido que Londres se ha llevado por delante las expectativas de la industria turística, ya temen que la temporada no arranque con Reino Unido hasta agosto, es compartida por la Assocació Petis i Mitjans Hotels de Mallorca. Su presidente, Juan Manuel Ordinas, avisa del cierre de empresas que puede provocar tanto en el archipiélago como en Reino Unido. 

Ordinas critica que la decisión de la Administración Johnson es «política» con el objetivo de que los británicos «gasten el dinero en su propio país» en lugar de en los destinos en los que cada año antes de la pandemia pasaban sus vacaciones. 

Las escenas del verano pasado con la costas británicas llenas de turistas ya se están repitiendo esta semana, aprovechando las altas temperaturas registradas en Reino Unido, como reflejaba ayer la prensa del país con imágenes de playas, como en el sur de Inglaterra, en Bournemouth, a rebosar.

Ordinas defiende que aunque el primer ministro británico justifique el paso atrás en su desescalada por el temor a la variante Delta de la covid y el aumento de los contagios, Balears es más segura que Inglaterra, por lo que considera «hasta recomendable» que vengan de vacaciones.  

Desde Habtur, Antoni Barceló repasa las zonas más castigadas sin turismo británico por su mayor dependencia de este mercado: Pollença, Andratx, Calvià o Cala d’Or. El presidente de la patronal del alquiler turístico opina que es necesario sustituir ese mercado por el nacional. 

En el sector del rent a car que no haya turismo británico significa que «no se puede empezar a trabajar», situación que afecta al 40 % de los asociados en Aevab, señala su presidente, Ramón Reus, y paraliza la actividad de entre un 10 % y un 15 % de las empresas.  

Compartir el artículo

stats