Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Calculan que un 50% de los sanitarios podrán declararse objetores de conciencia

Habrá profesionales de referencia para ayudar a aquellos que, inseguros, quieran realizarla

Salud inicia el camino para implementar la eutanasia en el archipiélago balear.

Salud inicia el camino para implementar la eutanasia en el archipiélago balear.

Aunque Rosa Duro, subdirectora de Humanización del Servei de Salut, estima que la objeción de conciencia para la nueva prestación en el ámbito sanitario será de un 50%, Nacho García considera este porcentaje demasiado optimista ya que no existen referencias porque ningún país de nuestro entorno más cercano, exceptuando los Países Bajos, ofrece la eutanasia en su cartera de servicios sanitarios.

«La ley prevé que el médico pueda declararse objetor en cualquier momento del proceso, pueda acogerse a la objeción de conciencia sobrevenida», apunta el director de Prestaciones.

Tanto García como Duro admiten que en estos momentos se carece de la norma autonómica necesaria para crear un registro centralizado de objeción de conciencia y que se está realizando de manera individual en cada gerencia.

«La ley se aprobó el 23 de marzo y entra en vigor el próximo día 25. Teníamos tres meses para implementarla con una organización sanitaria que no está preparada para esta prestación», admite García señalando que han reducido esta carencia con sesiones de sensibilización y de formación impartidas a sanitarios de todas las gerencias.

«Habrá profesionales de referencia que ayudarán a los que quieran realizar la eutanasia y todavía alberguen dudas o no se sientan seguros», garantiza.

Compartir el artículo

stats