«Con el verano, la esperanza y la confianza vuelven a Alemania». El ministro alemán de Relaciones Exteriores, Heiko Maas, anunció ayer que el 1 de julio su gobierno levantará las advertencias de viaje a zonas de riesgo de coronavirus. También dejará de desaconsejar, en general, los viajes turísticos al extranjero a partir de esa fecha, lo que beneficiará al archipiélago.

Hay que recordar que aunque Baleares, -como Canarias, Asturias, Extremadura, Galicia, Cantabria, Castilla La Mancha, Valencia, o Murcia- no está afectada por la advertencia «parcial» contra las vacaciones que sí sigue vigente en el resto de CC AA, todavía «no se recomiendan los viajes turísticos innecesarios» al archipiélago, tal cual reza en la web del departamento de Maas. Las palabras del ministro son esperanzadoras para arrancar julio con buenas perspectivas. 

«Con el verano, la esperanza y la confianza vuelven a Alemania», dijo Maas, quien añadió que a pesar de todo la falta de una advertencia de viaje no es una invitación a la imprudencia. Esta decisión beneficiará, por ejemplo, a Italia, al resto de zonas de España y, a partir de mañana a toda Austria, afectadas con altas tasas de contagio. Desde el 1 de julio solo se aplicarán las advertencias de viajes a partir de una incidencia de 200 (ahora está en 50) por cada 100.000 habitantes en siete días o por fuerte propagación de variantes peligrosas del virus.