Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ernesto Gasco Alto Comisionado para la lucha contra la pobreza infantil

«Tenemos unos índices de pobreza infantil muy indignos»

«Después de la pandemia uno de cada tres niños está en situación de vulnerabilidad» - «Trasladamos al Gobierno que los menores debían salir a la calle por su salud mental y social»

Ernesto Gasco posa para este periódico en Palma.

Ernesto Gasco posa para este periódico en Palma. Manu Mielniezuk.

Ernesto Gasco (San Sebastián, 1963) se convirtió en Alto Comisionado para la lucha contra la pobreza infantil pocas semanas antes de que estallara la emergencia sanitaria. «Estábamos empezando a diagnosticar dónde estaban las brechas: en las actividades extraescolares, deportivas, formativas, digitales, con idiomas... Y la pandemia las ha acentuado mucho más», lamentó ayer Gasco en conversación con este diario. Ha viajado a Mallorca para mantener diferentes encuentros. Ayer se reunió con la presidenta del Consell, Catalina Cladera, y su homólogo en el IMAS, Javier de Juan.

¿Cuál es el cometido de su departamento? 

 El primer objetivo de Naciones Unidas para tener una sociedad más justa y sostenible es la lucha contra la pobreza. Y dentro de la lucha contra la pobreza infantil, en España somos un país con unos índices muy indignos para la posición que ocupamos dentro de las economías desarrolladas. Tenemos el cometido de trabajar transversalmente para reducir esos índices de desigualdad y de pobreza infantil, que hoy en día está en torno al 27%. Es decir, que uno de cada cuatro niños, incluso uno de cada tres después del covid, sufre una profunda desigualdad para afrontar su alimentación, educación y vivir en igualdad de condiciones. 

Se ha reunido con representantes del Consell y del IMAS. ¿Qué les ha trasladado?

 Después de muchos años la situación de la pobreza infantil en España es estructural, y no ha habido manera de reducirla. Incluso en 2015 se llegó al 30%, consecuencia de la crisis anterior. En el Alto Comisionado hemos entendido que no vale solo con el trabajo del Gobierno, sino que hay que aliarse con organizaciones sociales, sociedad civil y empresas, para hacer buenos programas todos juntos que sirvan para revertir el problema de la pobreza infantil. Con medidas estructurales como por ejemplo el Ingreso Mínimo Vital, que tiene una clara orientación a la protección de la infancia. Hemos invitado al Consell y a otras entidades a participar en esta alianza. 

Esto últimos años el IMAS ha reconocido cerca de una veintena de casos de explotación sexual infantil en menores tuteladas. ¿Han hablado de ello? ¿El Alto Comisionado se ocupa de esa problemática?

No es específico del Alto Comisionado, pero hemos impulsado la aprobación de una ley de protección a la infancia que hará que los delitos de abusos a menores serán sancionados y juzgados adecuadamente. Con respecto a los menores tutelados, el Consell nos ha trasladado una iniciativa muy interesante de familias de acogimiento, mucho mejor para la inserción social de estos jóvenes. 

Según Unicef Balears la pobreza infantil alcanza a uno de cada tres niños en las islas. ¿Cómo se explica eso en una comunidad teóricamente rica?

No sé si soy el más adecuado para hacer un análisis en profundidad, aunque impulsamos estudios y trabajos para desarrollar conocimientos específicos. Por ejemplo, junto con la Fundación laCaixa vamos a hacer por primera vez en la historia el primer análisis de diagnóstico económico del conjunto del país para saber qué perjuicios ocasionan esos índices de pobreza infantil tan altos para el crecimiento del producto interior bruto, el desarrollo económico del país y qué consecuencias negativas tiene para el conjunto de la economía. 

¿Nacer pobre en España significa todavía que vas a ser pobre de adulto?

 Este año hemos presentado un informe que pone de manifiesto que el 50% de los niños que nacen en una familia en situación de pobreza, de mayores terminan siendo pobres. Por tanto, hay un porcentaje muy alto de posibilidades de que si naces en un entorno desfavorecido, también tendrás un futuro no adecuado a tus capacidades. En cambio, solo un 10% de los niños que nacen en una zona con una buena renta familiar afrontan ese riesgo. Quiero recordar que en este momento no solo existe la pobreza severa, que todos visualizamos fácilmente, sino que también está la pobreza infantil moderada. Puede ser una madre sola, o una pareja con varios hijos en la que solo trabaja uno de los dos y tienen dificultades para llegar a final de mes. También ellos necesitan ayudas como becas para el comedor escolar, estudios o actividades deportivas. 

«La situación de pobreza infantil en España es estructural y no ha habido manera de reducirla»

decoration

El concepto ‘brecha digital’ era poco conocido antes de la pandemia, pero a consecuencia del confinamiento se convirtió en un indicador más de pobreza infantil

 Había 700.000 hogares con niños sin acceso a internet. Después había hogares con acceso a internet pero sin dispositivos, o solo uno que necesitaban los padres para hacer teletrabajo. De ahí que la primera medida del Gobierno tras el confinamiento, y la más social, fue apoyar la escuela presencial. Después se dispuso una cantidad económica muy importante para comprar 500.000 dispositivos que se han puesto al servicio de esos niños que no tuvieron esa posibilidad el año pasado. Se ha hecho un esfuerzo puntual muy importante que permitirá que no se repitan los datos del año pasado.

Los niños sufrieron un confinamiento muy largo en sus casas, con las escuelas cerradas. Y durante la desescalada se abrieron antes los centros comerciales que los parques infantiles. ¿La gestión de la pandemia ha sido justa con ellos?

Al principio fue un momento muy complicado porque se sabía que la pandemia provocaba la muerte de muchas personas, pero no los mecanismos de transmisión del virus. Se tomaron medidas muy duras para evitar el ritmo exponencial de enfermos y fallecidos. Cuando conocimos más como era la enfermedad y nos pusimos las mascarillas, en el Alto Comisionado tuvimos claro que había que dejar que los niños fueran a los parques infantiles y jugaran al aire libre. Es verdad que la primera decisión no se adoptó de esta manera, pero en comunicación con presidencia del Gobierno le trasladamos nuestra inquietud porque muchas familias compartían una sola habitación, y era necesario para la salud mental y social de los niños. Así se lo trasladamos al presidente del Gobierno y ordenó de manera inmediata que los niños salieran atendiendo este criterio. 

Compartir el artículo

stats