DTO ANUAL 25,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La madre de la víctima de violencia machista de Ibiza: “Pudo ser un accidente que terminó en tragedia”

María del Carmen Giménez se resiste a creer que su hija fuera asesinada

El hotel de Ibiza donde se produjeron los hechos.

El hotel de Ibiza donde se produjeron los hechos.

Elena Livigni Giménez era el nombre completo de la joven de 21 años asesinada presuntamente por su novio de 26 años, Kamil Archane, el pasado jueves en un hotel de Platja d'en Bossa, en Ibiza.

Según la investigación de la Policía Nacional, se trataría de un caso de violencia de género. Los indicios señalan que Archane lanzó por el balcón de su habitación, en una cuarta planta, a Elena Livigni. Instantes después, Kamil se habría suicidado, precipitándose al vacío. 

La madre de Elena, la profesora universitaria María del Carmen Giménez Román, duda de que se tratara de un caso de violencia de género, según publica Corriente della Sera. En sus declaraciones, Giménez señala que pudo ser un “accidente”: que su hija Elena cayera del balcón por causas desconocidas y Kamil, por desesperación, se lanzara al vacío. 

Para María del Carmen Giménez, lo que ocurrió en la madrugada del jueves fue un “accidente que terminó en tragedia”.

Tres días de descanso

Giménez relata que el pasado miércoles, a primera hora de la tarde, recibió un mensaje de su hija en el que le anunciaba que ya habían aterrizado en la isla. A las 16 horas, le mandó un segundo mensaje con la ubicación del hotel. A las tres de la madrugada, según Corriere della Sera, Elena habló con una amiga y le explica que estaban en la terraza relajados y hablando.

La pareja estaba en Ibiza para disfrutar de tres días libres, tras la primera tanda de exámenes. La pandemia había impedido que Elena pudiera viajar a la isla el pasado año con sus amigos. 

Según relata la madre, Elena le mandó, a finales de mayo, dos fotos de Kamil, y asegurando que era “lo mejor que me pudo pasar, me ama mucho”. 

La madre de Elena considera que Kamil no era un hombre violento: “Él la amaba. Profundamente”, indica. En otras declaración, Giménez mantiene que ellos tenían una “relación feliz”, algo que contrasta con la información que maneja la investigación y de la que se hizo eco el alcalde de Ibiza, Rafa Ruiz, al decir durante el minuto de silencio por la víctima la semana pasada, que la relación "era turbulenta".

"Espíritu libre e inteligente"

Después de su viaje a Ibiza, Elena tenía previsto viajar a Milán, donde no iba desde hacía meses. Elena vivía en Barcelona, donde estaba matriculada en Gobernanza Global en derecho y Relaciones Internacionales: “Quería ser abogada internacional y viajar por trabajo”. 

Su madre la describe como un “espíritu libre, curioso e inteligente; le gustaba bailar, tenía el extraordinario don de la síntesis y la caligrafía perfecta”, señala. Además, la joven hablaba italiano, inglés, español y francés. 

Kamil, nacido en Casablanca, había estudiado Administración de Empresas en Canadá, Literatura Francesa en París y se mudó a Barcelona, donde estudiaba en una universidad privada.

Los hechos ocurrieron a las 4.30 horas de la madrugada del jueves. Al llegar hasta el lugar de los hechos, los agentes de la Policía Local de Ibiza no pudieron hacer nada por los dos jóvenes, que ya yacían sin vida. La Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación.

016

Teléfono gratuito y confidencial que está operativo las 24 horas del día. Atiende en 51 idiomas a posibles víctimas en todo el territorio nacional.


Compartir el artículo

stats