Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Preocupación en Baleares por el rumbo que tome la recuperación económica

Los jóvenes de más de 30 años reclaman que se reactive la actividad del ocio nocturno

La población confía en el turismo para reactivar la economía.

La población confía en el turismo para reactivar la economía.

La población balear, de diferentes franjas de edad, se muestra especialmente preocupada por la dirección que tome la recuperación económica de las islas, una vez que ya nos encontramos en la última fase de la pandemia sanitaria. Este es el dato más destacado del último estudio que aparece en el cuaderno Gadeso, que realiza un completo análisis de la realidad socioeconómica de Balears.

Los entrevistados coinciden en que ya vislumbran la luz al final del túnel de estos difíciles meses provocados por la presencia del virus y detectan los síntomas de la recuperación económica, sobre todo con la llegada de los primeros visitantes. La crisis no ha cambiado la realidad de que el turismo sigue siendo el principal motor económico de Balears, lo que su reactivación de la actividad permitirá recuperar la normalidad. Así, el 71% de lo encuestados considera que la principal preocupación es ahora mismo la reactivación económica. Siguen sin resolverse los graves problemas sociales que ya existían antes de la pandemia y que todavía preocupan mucho a los ciudadanos de la islas. Problemas que se concentran en la estabilidad laboral y mejora salarial, al acceso a la vivienda, el proceso de vacunación, pensiones dignas, la mejora de los servicios de atención primaria sanitaria o la atención a la dependencia.

Para los jóvenes, entre 18 a 30 años de edad, su principal demanda se concentra en la estabilidad laboral y en una mejora salarial. Este colectivo ha sufrido mucho las consecuencias negativas de la pandemia sanitaria, sobre todo a nivel laboral, por la pérdida o paralización de los puestos de trabajo. Sigue siendo un problema muy preocupante para este sector de la población la precariedad laboral, por los salarios bajos y por la falta de expectativas de futuro. Si a ello se le suma el alto precio del alquiler de las viviendas, lejos del alcance de la mayoría de estos jóvenes, hace imposible que en estos momentos se puedan emancipar, ni tampoco plantearse formar una familia.

A la franja de ciudadanos de más de 30 años de edad también les preocupa mucho la relación con sus amigos, que se ha visto interrumpida durante estos últimos meses. Es por ello que entre sus demandas se incluya la reactivación del ocio nocturno. De hecho, el 68 por ciento de los entrevistados considera muy importante divertirse, según queda reflejado en el estudio que ha realizado Gadeso.

A medida que se avanza en la edad de los entrevistados se detecta que para las personas más mayores su principal preocupación se centra en conseguir unas pensiones dignas. Para el 62% de este sector de la población balear las pensiones es un tema primordial, muy por encima de la reactivación de la atención presencial en los centros médicos o incluso la mejora de las residencias para ancianos.

Compartir el artículo

stats